Bésame mucho: Wet Lacquer Cubanita de Essence… y SORTEO "La vuelta al cole"

Con el tiempo he desarrollado una teoría cosmética sobre las Ediciones Limitadas: cuando un objeto efímero, por lo tanto aclamado y deseado, se agota en las grandes ciudades, ve a buscarlo a los rincones pequeños, amables humanos..., y lo encontrarás, pues la colección habrá aterrizado con una semana de retraso allí.

En la perfumería Nan´Belle de Haro

Esto ha sucedido también con la que sin duda se ha convertido en el hito del verano. Desde que me fui de vacaciones no he oído ni leído en redes sociales a penas nada sobre colecciones veraniegas de Dior, Guerlain, Nars..., en cambio hemos tenido Cubanita hasta en la sopa y en mi opinión, con mucho fundamento. Essence se ha vuelto a lucir con esta edición limitada que posee objetos sublimes como el neceser, la polvera iluminadora... y las lacas de labios, que no encontré en Vitoria pero que descubrí intactas en la portentosa perfumería Nan´Belle de Haro (La Rioja.)


De vuelta en Maestu, puse a prueba esta laca de labios con un éxito rotundo: escogí la número dos, un fucsia refrescante, porque el morado como color me tienta pero luego no me convence.
¿En qué consiste exactamente una laca de labios? No soy ninguna experta en la materia, pero para mí una laca es un gloss de acabado charol pero consistencia opaca, saturada, y sobre todo duradera. Todos estos requisitos los cumple este labial de Essence, sobre todo el último.
huele muy rico, a algo frutal y a la vez a chuchería pero con un punto cítrico, chuche ácida, y no es un aroma invasivo ni se traspasa al sabor. El tono es traslúcido pero sólido y muy vivo, realmente alegre y refrescante:


Realicé este maquillaje en otro de esos días en rebosaba felicidad, estaba "embriagada" como bien comentó una lectora, y me brillan los ojos, enmarcados por el lápiz Phyto twist Eyes de Sisley número dos a ras de pestañas inferiores y superiores. En la piel llevo la polvera solar de Be+ y el colorete de la EL Cindirella de Essence, que antaño también levantó pasiones, ¿lo recordáis?, y que me aguardaba en mi cuarto de Maestu.
Y en los labios esta laca que duró hasta cuatro horas brillante e intacta, y desapareció gradualmente tiñendo los labios de un saludable tono rosado..., y de la que compré no uno sino tres ejemplares, así como dos neceseres y dos polveras... para vosotras.

en la foto faltan las dos lacas, que compré después

Sí, quiero terminar mis vacaciones con un sorteo para que esta alegría tan especial de este verano tan especial para mí dure mucho, mucho mucho.
El premio consiste en:
- Un pack con neceser + polvos iluminadores + laca de labios para mis seguidoras aquí y en Instagram
- Un pack con neceser + polvos iluminadores + laca de labios para mis lectoras, no importa si tienen perfil o no, incluso aunque sean anónimos aunque agradecería comentario con un nombre o inicial para facilitarme la tarea.

Reglas.
- Comenta este post diciendo qué entrada del verano en www.makimarujeos.com te ha gustado más y por qué.
- Di a qué pack optas, y si es al primero indica con qué perfil me sigues aquí y en IG
. Si publicas el sorteo en Instagram tienes participación extra. - Si es al segundo, da nombre (o una inicial, un número -anónimo 3, etc-).

El sorteo es exprés, por lo que estará abierto hasta el viernes 25 a las dos de la tarde. Ese mismo día a la tarde o el sábado por la mañana publicaré la lista asignando números. El primer pack corresponderá a la terminación ganadora el sábado 26 y el segundo, a la ganadora el 27.
El lunes 28, día en el que muchas personas regresarán a sus trabajos (aunque yo lo haga el 22, snif), publicaré los ganadores y la forma de ponerme en contacto con ellos.
¡Buena suerte y espero que os haya gustado esta pequeña idea!

Celebrity Skin: me maquillo con Jeffree Star & François Nars

Los señortes Jeffree Star y François Nars, tan dispares y tan geniales al mismo tiempo, tan repletos de luces y sombras también, reinan ahora mismo en mi corazón, hablando claro está en términos cosméticos.
Sí, estoy embobada, deslumbrada, completamente rendida: desde que recibí el labial en forma de bala rosa en el celebrado tono "Celebrity skin", no he vestido mi boca con ningún otro labial.


"Something in her smile she knows
that i dont need no other lover..."
Es que casa bien con todo, absolutamente con todo. ¿Que quiero pómulos melocotón y párpados gris topo, la mezcla acostumbrada y con la que me siento más cómoda? Celebrity skin. ¿Que prefiero mejillas bronceadas y una sombra más cálida, cobre o chocolate? Celebrity skin. ¿Que me visto de rosa? Celebrity skin también, gracias a su matiz frío.


Pero mi combinación favorita, el número ganador de este verano, ha sido sin duda la suma de esta barra de labios icónica con las dos compras que hice recientemente en Vitoria: múltiple South beach y sombra en lápiz Velvet Shadow en Oaxaca, ambos de Nars. Dos productos que también he estado utilizando casi a diario desde su adquisición.
Yo sabía que echaba de menos este múltiple en mi neceser, pero hasta reponerlo no tuve idea de cuánto: es que me estaba haciendo falta, es que mis mejillas lo llamaban a gritos. ¡Mirad el efecto jugoso y sano que deja en la piel!


Alguna de mis lectoras me preguntó si no dejaba también grasa, si no tenía un millón de siliconas al ser formato crema: ahora puedo contestar "no a todo" con fundamento. De lo primero da pruebas mi cutis, extremadamente sensible a la grasa, que nunca en la vida ha sufrido brote alguno por culpa de una de estas deliciosas barritas. Para responder a lo segundo, busqué los ingredientes del múltiple en la red y no sólo carece de siliconas oclusivas (sólo cuenta con una volátil en su fórmula), sino que posee jugo de aloe vera, y en un lugar bastante digno de la lista.
Bueno, yo estoy enamorada sin remedio, como ya se ve; pero es que el objeto de mis desvelos lo merece. Y con el labial hace una pareja tan estupenda que pareció diseñada en el cielo:


#nofilter
Maquillé mi rostro con la protección solar compacta de Be+ (Cinfa) que me convence cada día más. En los ojos no llevaba apenas casi nada, como corresponde a estos días campestres: bálsamo con base de cera para fijar las cejas (Crazy rumors), máscara resistente al agua de Aldi... y un leve trazo ahumado con el lápiz Oaxaca también de Nars, que aporta un halo de profundidad y misterio a la mirada (la famosa "mirada Laura Ponte" que siempre persigo con este tipo de tonos).
Reconozco que el día en el que me hice estas fotos fui especialmente feliz, pero aún así el brillo de mi piel se debe a estos productos, ¡sublime artificio natural para lograr una auténtica piel de Celebrity!

Lip Ammo de Jeffree Star en Celebrity skin & Unicorn Blood

Tras leer y ver decenas de reseñas en la red, también yo caí con los famosos labiales en formato de bala rosa y cromo del polémico Jeffree Star. Ya se pueden encontrar con facilidad en Maquillalia algunos, que no todos, los productos de este polifacético enfant terrible de los Estados Unidos, así que me hice con dos barras de labios, con la idea de realizar un segundo pedido más tarde y probar los ya míticos Velour, líquidos y mates.


Esa segunda visita que hoy sé que, o mucho cambian las cosas, o no se producirá, pues cuando ya había confirmado el pedido descubrí una polémica bastante fea respecto a este hombre: en 2015 realizó algunas declaraciones racistas y Kat Von D cortó toda relación con él. Eso junto a la manía de los nombres (un labial azul amoratado se llama "abuso") hace que no me vea tan entusiasta como cuando empecé a ver esta firma tan creativa en redes, como cuento en mi último vídeo de YouTube:


Sin embargo en este espacio nos vamos a centrar en las barras de labios, que no tienen culpa alguna de las excentricidades de su creador. Y valen muchísimo la pena: el envase es divertido y original como ya señaló Mareas, aunque a mí se me hace un poco plastiquete- casita de muñecas- rosa Barbie para costar diecinueve eurazos. Estamos hablando de productos que cuestan más o menos lo mismo que por ejemplo Clinique, con su empaque metálico, o al menos Mac o similares con envoltorio de plástico pero sólido y sobrio, de aspecto profesional. Para eso, prefiero los Studded kiss de KVD con su aspecto roquero, igual de plasticosos pero mucho más sofisticado.


Pero aquí también "la belleza está en el interior", y los tonos elegidos (los dos súper ventas, no he sido muy original), son una preciosidad extrema. Celebrity skin es descrito en muchos lugares como un café suave con matiz melocotón, pero yo no le veo el tono café ni el melocotón, ni me parece un "nude" clásico u ortodoxo: lo que creo es que la realidad supera a la publicidad en belleza, ya que se trata de un color cacao claro, chocolate con leche de matiz frío, casi topo, que tanto se ha estilado y se estila aún, y por eso me resulta hermosísimo y actual a partes iguales.



El Unicorn blood lo compré por el nombre, ¿quién lo duda? El poeta Enrique García-Máiquez diría que estoy envenenada de literatura. Pero ya sabéis que me entusiasman los unicornios, y cuando lo vi supe que debía ser para mí. ¿De qué color tienen la sangre los unicornios?, me preguntó mi primo el del iPhone. Y dijo, entre risas, que semejante "pintalabios" debería ser azul. Pero no: es rojo oscuro con un punto castaño, y por eso me recuerda mucho al Dubonnet de Mac pero más mate, y a mi amiga Merl:


Respecto a la textura y acabado, me los esperaba aún más secos y mates, por lo que han supuesto una grata sorpresa para mí. Unicorn blood se me antoja más difícil de aplicar pero puede que sea por el color: una vez puesto en el labio, aguanta incólume durante horas, a pesar de que sí transfiere.
Lo mismo le sucede a Celebrity skin, con el aliciente de que  resulta hasta cremoso, aunque no llega a poseer ese tacto "lácteo como de natillas" (¿recordáis lo obsesionada que estuve con esta expresión hace un par de años? Pues me siguen enamorando los labiales así, y éste lo es, si no por acabado, por color).
Creo que se nota lo mucho que me gusta este labial: no es que ya sólo que sea icónico, no es que la red lo haya aupado o se haya convertido en el mejor vendido porque sí, ¡es que ofrece muchas bazas para conseguir ser todo eso! Es bonito, llevadero, todo terreno, de rabiosa actualidad... la joya que se ha puesto de moda; ¡tenía que probarla!

En el Gym: productos de Be+ (Cinfa) para proteger y calmar la piel bajo el sol

He vuelto a tomarme el deporte (muy) en serio. Y la comida. Porque había vuelto a engordar, lo cual no es bonito. Y el verano es ideal para forjar de nuevo buenos hábitos: ¡todo resulta mucho más fácil!
Sudar en la elíptica frente a las montañas supone casi un privilegio, pero el cristal hace efecto invernadero lo que significa que hay que protegerse... e hidratar, calmar, refrescar la piel.


Por supuesto acudí a mi cita anual con la prodigiosa farmacia de Maestu, situada también, al igual que este portentoso gimnasio, frente a los montes, en un enclave de ensueño. Me llevé tres productos de Be+, la cosmética de la casa farmacéutica navarra Cinfa, que no son baratos ni caros pero sí muy eficaces.
En primer lugar, la foto protección solar de factor cincuenta resistente al agua en bruma es lo que menos me ha gustado. Porque cuesta veinticuatro euros y su primer ingrediente es alcohol denat, y recuerdo perfectamente que mi anterior aerosol de estas características, de Garnier, costaba menos de la mitad (aunque también era más pequeño su envase), y carecía de ese aciago ingrediente. Debí haber mirado la lista de ingredientes antes de su compra, cosa que no suelo olvidar.


Aún así me fascina la película brillante y refrescante que deja en la piel, y en el cuerpo no me irrita en absoluto. Al rostro evidentemente ni me lo he acercado, algo que sí me atrevía a hacer con su antecesor.
En cambio, el reencuentro con el maquillaje solar spf 50 de la marca ha sido dulce y épico al mismo tiempo. Su fórmula al contrario es magnífica y tan respetuosa con la piel que puedes maquillarte y hacer ejercicio. Luego me ducho y limpio la piel a conciencia, pero bajo el sudor el maquillaje seguía allí.
De buen grado usaría esta polvera durante todo el año, porque me gusta como protector y me entusiasma como base de maquillaje..., pero sólo puedo disfrutarlo en verano porque el tono claro es demasiado oscuro para mí. Señores de Cinfa, por favor, fabriquen una tonalidad nívea de su maquillaje solar. Adoro la formulación y el acabado del producto, ¡no me dejen a medias!
Por último, me llevé su agua termal sin haber mirado a fondo en mis armarios, donde me aguardaba un bote de agua de uva de Caudalie del año pasado.


No hay dolor, así puedo ofreceros una entrega de la olvidada saga fuga de Duelos en la cumbre..., y ambos aerosoles están siendo convenientemente disfrutados.
El precio más o menos es el mismo en las dos marcas (catorce euros me costó este, doce euros pagué por aquel el año pasado), y el formato y envase se parecen aunque el de Be+ resulta casi el doble de grande (trescientos mililitros frente a doscientos), por lo que en realidad resulta más barato. El difusor es parecido pero el de Be+ se me antoja mucho más fino y la bruma que dispensa es imperceptible. De repente la sientes en la piel, como lluvia fina, impregnándolo todo.
Aún así, como me dijeron en Instagram, no son el mismo producto. Uno es agua termal y otro agua infusionada en vitis vinifera, un poderoso principio activo que calma, hidrata y regenera la piel sensible. Y, sin embargo, o precisamente por eso, prefiero el aerosol de Caudalie en mi tocador, para usar por la mañana y por la noche como parte de mi ritual de belleza..., y en cambio en el gimnasio utilizar simple agua termal, que calma y refresca la piel entre elíptica, máquina de sentadillas y cinta de correr.

En el Gym: productos de Be+ (Cinfa) para proteger y calmar la piel bajo el sol

He vuelto a tomarme el deporte (muy) en serio. Y la comida. Porque había vuelto a engordar, lo cual no es bonito. Y el verano es ideal para forjar de nuevo buenos hábitos: ¡todo resulta mucho más fácil!
Sudar en la elíptica frente a las montañas supone casi un privilegio, pero el cristal hace efecto invernadero lo que significa que hay que protegerse... e hidratar, calmar, refrescar la piel.


Por supuesto acudí a mi cita anual con la prodigiosa farmacia de Maestu, situada también, al igual que este portentoso gimnasio, frente a los montes, en un enclave de ensueño. Me llevé tres productos de Be+, la cosmética de la casa farmacéutica navarra Cinfa, que no son baratos ni caros pero sí muy eficaces.
En primer lugar, la foto protección solar de factor cincuenta resistente al agua en bruma es lo que menos me ha gustado. Porque cuesta veinticuatro euros y su primer ingrediente es alcohol denat, y recuerdo perfectamente que mi anterior aerosol de estas características, de Garnier, costaba menos de la mitad (aunque también era más pequeño su envase), y carecía de ese aciago ingrediente. Debí haber mirado la lista de ingredientes antes de su compra, cosa que no suelo olvidar.


Aún así me fascina la película brillante y refrescante que deja en la piel, y en el cuerpo no me irrita en absoluto. Al rostro evidentemente ni me lo he acercado, algo que sí me atrevía a hacer con su antecesor.
En cambio, el reencuentro con el maquillaje solar spf 50 de la marca ha sido dulce y épico al mismo tiempo. Su fórmula al contrario es magnífica y tan respetuosa con la piel que puedes maquillarte y hacer ejercicio. Luego me ducho y limpio la piel a conciencia, pero bajo el sudor el maquillaje seguía allí.
De buen grado usaría esta polvera durante todo el año, porque me gusta como protector y me entusiasma como base de maquillaje..., pero sólo puedo disfrutarlo en verano porque el tono claro es demasiado oscuro para mí. Señores de Cinfa, por favor, fabriquen una tonalidad nívea de su maquillaje solar. Adoro la formulación y el acabado del producto, ¡no me dejen a medias!
Por último, me llevé su agua termal sin haber mirado a fondo en mis armarios, donde me aguardaba un bote de agua de uva de Caudalie del año pasado.


No hay dolor, así puedo ofreceros una entrega de la olvidada saga fuga de Duelos en la cumbre..., y ambos aerosoles están siendo convenientemente disfrutados.
El precio más o menos es el mismo en las dos marcas (catorce euros me costó este, doce euros pagué por aquel el año pasado), y el formato y envase se parecen aunque el de Be+ resulta casi el doble de grande (trescientos mililitros frente a doscientos), por lo que en realidad resulta más barato. El difusor es parecido pero el de Be+ se me antoja mucho más fino y la bruma que dispensa es imperceptible. De repente la sientes en la piel, como lluvia fina, impregnándolo todo.
Aún así, como me dijeron en Instagram, no son el mismo producto. Uno es agua termal y otro agua infusionada en vitis vinifera, un poderoso principio activo que calma, hidrata y regenera la piel sensible. Y, sin embargo, o precisamente por eso, prefiero el aerosol de Caudalie en mi tocador, para usar por la mañana y por la noche como parte de mi ritual de belleza..., y en cambio en el gimnasio utilizar simple agua termal, que calma y refresca la piel entre elíptica, máquina de sentadillas y cinta de correr.