Aceite de Ricino "Soaphoria Organic"


¡Buenos días, chicas!

Hace un par de meses, os presenté una marca ecológica, muy bonita y especial, que os gusto muchísimo, ¿recordáis?. Ella se conoce con el nombre de "Soaphoria Organic". Se trata de una marca de Eslovaquia, cuyos productos son vegetarianos. Todos ellos, ricos en materias primas 100% de origen vegetal y más del 90%, de ellos, elaborados de ingredientes veganos. Además, cabe destacar que, esta marca, no testa en animales y que están realizados artesanalmente. Es así, que todos sus envases son reciclables y super chulos (cómo vais a ver en esta entrada).

En esta ocasión, vengo a hablaros de uno de sus aceites naturales, concretamente el "Aceite de Ricino", aunque muy pronto os mostraré otro de sus productos, que también, me ha sorprendiendo gratamente, jejeje. Aun así, os aviso que dispone de: jabones artesanales, suflés y mantecas corporales, exfoliantes, bálsamos, bombas y sales de baño, sérums faciales, champús y acondicionadoras, aceites vegetales, mascarillas, aceites esenciales, hidrolatos o aguas florales, ¡y muchísimos más!. Y, si aún no sabes donde comprarlos, os recomiendo un montón la perfumería online "Fapex", donde, también dispone de muchas otras marcas ecológicas y naturales.


Cómo podéis ver, se presenta en una botella, de cristal transparente, de 50 ml de cantidad. Lo que enamora a simple vista, es su packaging tan bonito y característico, ¿a que sí?. A mí, personalmente, este frasco, me recuerda un montón a las antiguas botellas de "La Casera", de los años 60, jejeje.

Tiene una textura, tipo aceite, pero muy muy consistente. Es decir, no se trata del típico que es bastante fluido y ligero, ¡todo lo contrario!. Aún así, con muy poquito producto (unas gotitas de nada) es suficiente para aplicar donde desees. Su aroma, en cambio, apenas es perceptible, porque, aún arrimándome, no he podido olerlo decentemente, y es algo que he echado de menos de él.

Es la primera vez que pruebo un aceite de este tipo (refiriéndome a de ricino, ¡claro!, jejeje). Y, jamás imaginé que tuviera tantas cualidades y/o propiedades. Como, por ejemplo: es muy hidratante para el cabello seco, y efectivo para las arrugas y líneas de expresión. Además, es ideal tanto para todas las edades como para todo tipo de pieles. Aún así, os especifico, a continuación, algunos de sus usos más conocidos:

- Es muy hidratante, y por ello, perfecto para eccemas, dermatitis y descamaciones de la piel o cabello.
- Si tienes problemas de caspa, éste es ideal para evitarlo y reducirlo.
- ¿Estas harto de tantas picaduras de insectos?, con una gotita, calmara, reducirá y aliviará el picor.
- También, es perfecto para reducir los callos de los pies, y quitar los lunares de la piel.
- Gracias a él, conseguirás unas pestañas más abundantes y alargadas. 
- Sirve para aliviar dolores musculares y de articulaciones.
- Si tienes las uñas quebradizas y débiles, con tan sólo aplicar un par de gotas en un algodón o, incluso, verter unas gotas en tu esmalte, ayudará a reforzarlas y que se vean más bonitas.
- Y, además, si sueles tener muchas ojeras, con tan sólo aplicar una gotita, en la zona, con un suave masaje, todas las noches, las irá disminuyendo estupendamente.

Yo, de todas las formas que os he especificado, lo estoy utilizando muchísimo para las ojeras, las uñas y las pestañas, especialmente. Después de dos meses, más o menos, no es que haya notado nada asombroso, pero si que os confirmo, que sí que he apreciado sus buenos resultados. Es decir, las pestañas, aún tener blefaritis en los párpados, se me suelen caer bastante, últimamente..., y gracias a este aceite, las noto más fuertes y bonitas. Lo mismo me ocurre con las uñas. Es una parte del cuerpo, que a veces (por decir algo, jejeje) descuido un montón, y con la ayuda de un algodón, un poquito empapado de este aceite, todas las noches, ya las voy notando que se rompen y/o descaman mucho menos, e incluso, las aprecio más bonitas y brillantes.

En lo referente a las ojeras, os confirmo que va muy muy bien. Aunque debo confesaros que, para esa zona, no me gusta mucho usar aceite..., pero en estos dos meses, aplicándolo todas las noches (más o menos, ya que, alguna vez se me olvidaba...), si que las ha reducido y disminuido bastante. Por otro lado, debo aclararos de que tarda un poquito en absorberse, pero desde luego, ¡vale la pena!, porque funciona de maravilla, ya que, con el uso notas que no están tan marcadas como antes. Pero, lo que más me sorprendió de él, es que hidrata mucho, no es nada graso, y, especialmente, cuando lo aplicas aporta una sensación muy placentera.

Vosotras, ¿conocíais el uso de este aceite?

Los aceites naturales que más uso (1ª parte)

Hola mimosas! Hoy os traigo un post que muchas me habéis pedido. Cuando empiezas en la cosmética natural te das cuenta que el uso de aceites, es mucho más frecuente que en la cosmética convencional. Al principio asusta un poco, porque estamos acostumbradas a los aceites minerales y parafinas, pero cuando te das cuenta de los aceites usados en cosmética natural son otro mundo, empiezas a apreciarlos y acabas amándolos! , ¿Queréis conocer los  aceites naturales que tengo en el tocador?



Lo primero es saber que hay 3 tipos de aceites usados en cosmética: minerales, vegetales y esenciales. Los minerales son derivados del petróleo, usados muy a menudo en cosmética convencional por su bajo coste para el productor. El problema es que es como si aplicáramos una capa de plástico sobre nuestra piel. Al principio la piel parece suave y con falsa sensación de hidratación, pero al tiempo esa capa se cae y volvemos a sentir seca la piel, normal, el aceite no ha penetrado en la piel, y menos mal! porque ¿ quién quiere un derivado del petróleo en su cuerpo?


Después tenemos los aceites vegetales y esenciales. Ambos se usan en cosmética natural y derivan de las plantas. Hay distintos métodos de extracción de estos aceites. Os recomiendo que os fijéis en las etiquetas y en la información que dan los fabricantes. Lo mejor es la extracción manual en frio, porque así el aceite trae todas las propiedades de la planta y nos podemos beneficiar de ellas.


La principal diferencia entre vegetales y esenciales es que los primeros se pueden aplicar directamente sobre la piel y los otros no, porque pueden provocar reacciones al ser tan puros. Los esenciales son mucho más difíciles de extraer y tienen las propiedades mucho más concentradas. Los vegetales se suelen usar como portadores, cuando se hacen mezclas con varios aceites, de esa forma podemos usar los esenciales sin aplicaros puros directamente sobre la piel. Pero vamos al lio y empecemos!


Aceite salvaje super hidratante tacto seco de Maison Karité

Esta marca me encanta por la excelente calidad de sus materias primas. Las traen todas de África y las elaboran comunidades de mujeres a las que dan un futuro. Este aceite viene en una botella de vidrio opaco, que preserva el aceite de los efectos perjudiciales de la luz. Es una botella de 30 ml con un tapón protector y dispensador.

Cuando dice tacto seco es porque si aplicamos dos gotas es más que suficiente, si nos pasamos deja de ser aceite seco, porque hemos aplicado el producto en demasía. Se trata de una fórmula de 5 aceites puros salvajes y orgánicos: Baobab, Argán, Buriti, Lavanda y Manzanilla. Es apto para todo tipo de pieles que quieran proteger la capa hidrolipídica de la epidermis y así prevenir el envejecimiento. Yo lo uso añadiéndolo a la crema de noche y me encantan sus efectos! Pero si queréis saber más, os invito al post que le dediqué en su momento a este producto.

 Aceite de jojoba de Arganur

Se trata de una marca que descubrí en perfumerías Primor y a muy buen precio. Viene en una botella de 50 ml de vidrio oscuro y con pipeta dispensadora. Ya no tengo la caja en la que viene toda la información, pero recuerdo que era 100% aceite de jojoba puro, de primera presión en frio y a un precio de unos 8€. Lo compré cuando me quedé embarazada para hacer mi mezcla de aceites antiestrias y el de jojoba tenía que estar en los ingredientes. Además está muy recomendado para pieles mixtas grasas porque ayuda a regular en nivel de grasa.




Aceite de caléndula de Esencia olea

Esta ha sido mi última incorporación… que delicia de aceite por Dios! Pronto os hablaré en profundidad de esta marca y de este producto porque ya sabéis que cuando una cosa me gusta tanto, hay que dedicarles un post. Pero antes dejarme que experimente bien con él para así poderos contar todos sus secretos.

Por ahora os diré que su INCI es espectacular, con base de almendras dulces, girasol, oliva y caléndula. Tiene un olor a cítricos muy peculiar, como amaderado… y os lo dice una amante de los olores cítricos! Por ahora es lo que más me gusta de este aceite. Lo aplico después de la ducha con la piel húmeda y huele todo el baño que es un gustazo. Hasta mi chico me dijo cuando salí… ``no se qué potingue te habrás hechado hoy pero me gusta como huele´´… y viniendo de él es todo un cumplido a este aceite!


Otra cosa que me gusta es como deja la piel, se absorbe bastante rápido sobre la piel húmeda y después te sientes la piel super nutrida y gustosita, sin estar pringosa. En estos últimos días de embarazo la combino con el aceite antiestrías en la tripita, porque tengo la piel muy tirante e incómoda y este aceite me calma una barbaridad la sensación de tirantez. 



 Aceite de árbol de té de Now Essentials Oils

Se trata de una marca que descubrí en mi viaje a E.E.U.U. Tienen una gama de aceites naturales impresionante y de muy buena calidad. Este aceite es un básico en cualquier tocador. Es uno de los pocos aceites esenciales que uso directamente sobre la piel, sin mezclar con algún aceite portador. Pero ojo! Con mucho cuidado, lo uso con un bastoncillo en algún granito y también me gusta mucho llevarlo de viaje y poner un poco en la nuca cuando duermo en los hoteles o voy al campo porque así no se me acerca ni un mosquito!

Es un multiusos perfecto para hongos, piojos, infecciones, piel grasa… sus aplicaciones con infinitas!


 Aceite de almendras dulces  de General Health Food



Este es uno de los primeros aceites con los que todas hemos experimentado. Yo siempre los busco que sean puros, es decir, que en su composición sólo este el aceite. En Primor lo podéis encontrar en varios tamaños, yo los compré todos, hasta que acabé comprando este de 1 litro porque es un aceite que uso para muchas cosas y además es el perfecto aceite portador cuando hago mezclas con aceites esenciales. Esta botella enorme costó 11,5€.




Aceite anticelulítico de Aromaspa

Es una mezcla tonificante de aceites esenciales y extractos de toronja, romero, pimienta negra, alga roja, hiedra y centella asiática. Está enfocado en eliminar líquidos y toxinas así como mejorar la tonicidad de la piel. Como todos los anticelulíticos, la marca recomienda aplicarlo con un masaje y es que sin masaje los resultados son bien distintos con este tipo de productos.

Os soy sincera y os diré que no lo he podido probar, porque al poco de llegarme me quedé embarazada y alguno de sus componentes no son compatibles con ese estado. Así que lo tengo guardadito en el cajón, para cuando de a luz volver a cuidarme y darme un gustazo con este aceite. Viene en botella de vidrio opaco de 125 ml con dispensador en pulverizador.


 Aceite serum facial de frambuesa de Carola Soaps

Se trata de un serum maravilloso en formato aceite para pieles maduras y secas. Como la mía es tirando a seca me viene de lujo. Carola es una marca española, que tiene muy buenos productos y este es sin duda uno de mis favoritos. Viene en botella de vidrio opaco de 30 ml con gotero dispensador. Nutre y aplica elasticidad a la piel envejecida y evita la deshidratación de las más jóvenes. Es  69% de ingredientes ecológicos y sus principales ingredientes son el aceite de frambuesa antioxidante, rosa mosqueta reparador, bergamota y geranio que le aportan un olor de vicio!




Aceite de Germen de trigo de Sol Natura

Cuando me quedé embarazada quise hacer mi propia mezcla de aceites, para tener un antiestrías natural hecho a mi gusto. E investigando descubrí este aceite, que por lo visto es el aceite natural que más elasticidad aporta a la piel, cosa que hablando de estrías es fundamental. Esta marca no la conocía de antes y fue en mi farmacia habitual donde pude conseguirla. Lo importante es que fuese de primera presión en frio y lo es. Viene en una botella de vidrio opaco de  250 ml y lo que menos me gusta es el olor. Quizás tiene que ver que con las nauseas del principio del embarazo rechacé cualquier olor fuerte, y este aceite lo tiene pero sus beneficios compensan eso y mucho más. Ya sabéis, si buscáis un buen producto antiestrías, aseguraros que contienen aceite de germen de trigo.



Aceites corporal y facial de Rachel’s Plan Bee

Se trata de una marca norteamericana de cosmética natural con unos packaing preciosos. Tuve la suerte de ganar un pack de sus productos estrella y entre ellos estaban estos dos aceites. El corporal es una pasada, huele a una mezcla de frutas deliciosas y lo mejor es que deja un sutil velo de brillo en la piel que es perfecto para esas noches de verano, en la que ya hemos cogido algo de color. Es el sustituto perfecto del famoso aceite prodigioso de Nuxe, para las que busquéis una alternativa más natural.

El aceite facial está indicado para pieles normales y secas. Tiene una composición muy cuidada con aceite de albaricoque, escualeno, aceite de uva, mora, vainilla, naranja dulce… una verdadera delicia!


Aceite esencial de naranja de Marnys

Esta es una marca de muy fácil acceso para muchas de vosotras, porque la podéis encontrar en muchos herbolarios a pie de calle así como en El Corte Inglés. Se trata de un aceite esencial que compré para hacer mi mezcla de aceite anticelulítico en su día. Además de aportarle un olor riquísimo le aporta sus propiedades que no son pocas. Es antiflamatorio, antidepresivo, antiespasmódico, afrodisiaco, antiséptico, sedante, detoxificante… y un montón de cosas más, pero vamos que yo lo escogí principalmente para aportar aroma a mi mezcla de aceites.

Creo que lo vamos a tener que dejar aquí por hoy, no os quiero saturar… los siguientes aceites os los muestro pronto en la segunda parte de este post, mientras, dejarme en comentarios, ¿Cuáles habéis usado vosotras?, ¿y qué usos les dais?


Mismimitoss

Descubriendo nueva marca natural, Cosméticos Giura


Hola mimosas!!, Hoy vengo con un post de esos que tanto os gustan. En los que os presento nuevas marcas de cosmética natural. Ejemplos de lo que bien que sabemos hacer las cosas en nuestro país! He probado dos de los productos de Cosmétics GIURA-TORT y me han gustado tanto que se merecían un post, ¿ empezamos? 


Pues como os comentaba he probado un par de productos de Guira, que he podido conocer gracias a la web de Cosméticos Natur. Es una nueva web que he conocido hace poco y lo que más me gusta de ella son las marcas que distribuye. Suelen ser esas pequeñas marcas hechas en España y que no son aún muy conocidas a pesar de que merecen mucho la pena y Giura es un buen ejemplo de ello. Seguro que caigo pronto con otro pedido porque ya he visto cositas muy interesantes que me gustaría probar! Por cierto! os he dejado en el lateral del blog un descuento muy especial para vosotras!!

Con respecto al paquete que me llegó, simplemente perfecto! Tardaron sólo 3 días en hacérmelo llegar, totalmente protegido. Tenía miedo al haber pedido el aceite pero el packaing de Guira es súper efectivo y Cosméticos Natur lo empaquetó todo a la perfección! Y como siempre os digo, cuando una web tiene el detalle de incluir muestras en los pedidos pues ya me tienen ganada!! En este caso incluyeron un paquetito con todas estas muestritas y además un saquito de lavanda natural que ya tiene cajón asignado!! Que bien huele!!
Pero vamos al lio! Os voy a contar mi experiencia con las dos cositas que probé:
Se trata de un bote de 750 ml de plástico con tapón de rosca que está embellecido con corcho natural. El color es naranja clarito y se aprecian como perlitas en la textura del producto, aunque al aplicarlo no se nota nada. Giura tiene varios tipos de gel/champú en función de las distintas necesidades, pero este es el genérico, apto para todo tipo de pieles y de tamaño familiar.
Está hecho a base de extracto de avena que protege la piel y evita su deshidratación y de naranja dulce que le aporta el característico aroma cítrico, aunque es muy sutil. Ya sabéis que me encantan los olores cítricos, así que ducharse con este gel es una gozada!
Lo más llamativo de este producto es que no contiene en su INCI ningún surfactante ni tenso-activo sintéticos. Esos son los componentes más baratos que se usan en la cosmética convencional, para que los productos de este tipo hagan espuma. Tradicionalmente hemos asociado la espuma con la limpieza y eso es un error. Los tenso-activos sintéticos además de hacer espuma resecan y perjudican nuestra epidermis. Con productos naturales como este gel limpiamos igual de eficazmente aunque no veamos tanta espuma.
Este tema de la espuma ha sido controvertido en casa. Ya sabéis que a mi me encanta la cosmética natural, pero a mi chico le da igual un producto que otro y sólo le doy a probar los que se que le van a llamar la atención. Él suele usar geles muy baratos de supermercado, porque se hecha tal cantidad en la esponja que si le doy de los que yo uso me arruinaría en dos días!! Pues bien, le dije que probase este después de un día de sol, en el que el muy testarudo se había quemado la espalda a base de bien. Le avise de que no hace tanta espuma como está acostumbrado, pero que la avena le iba  a calmar la piel y no se la iba a resecar… no os digo más… se ha hecho fan de este gel!! Dice que no le importa que no haga tanta espuma porque le encanta la sensación que le deja en la piel.. ¿estaré consiguiendo un nuevo fan de lo natural? J
Una cosa importante es que Giura hace gel/champú, dos productos en uno, porque realmente la composición de ambos es muy similar. Sólo si tu cuero cabelludo necesita un tratamiento especial, habría que usar un champú especifico. Como muchas ya sabéis ese es mi caso, debido a que mi cuero cabelludo es muy sensible. Sin embargo os puedo decir que he usado este producto alguna vez en el pelo y no me ha dado reacción ni picores y encima me dejó el pelo muy suelto y con un brillo precioso! El que si lo está usando también como champú es mi chico, ya os digo que se ha hecho fan de este producto!!
Es un producto vegano, apto para celiacos y pieles atópicas y con certificación BIO- INSPECTA. Como siempre os dejo el INCI: Acqua, Capryl-cocamidopropyl-betayne. Sodium olivamphoacetate, Propanediol, Avena sàtiva, Sodium chloride, Xanthan gum, Citrus sinensis oil, Sodium benzoate, Potassium sorbate, Lactic acid.
Andaba yo buscando un aceite para por las noches aplicarme en la tripita de embarazo. Por las mañanas prefiero aplicar cremas, pero por la tarde que tengo más tiempo para relajarme y esperar a que se absorba, prefiero los aceites. Ya me han dicho que este niño va a ser grande como la mamá y la barriguita lo va notando. Gracias a mis cuidados mañana y noche dedo casi principios el embarazo, aún no sufro de los típicos picores que aparecen al estirarse la piel. Pero para ello hay que saber que productos usar y en una zona tan delicada han de ser naturales si o si!!
Este aceite aunque diga que es para embarazadas, realmente lo pueden usar todas las personas que tengan la piel muy seca y deshidratada. Su secreto reside en el aceite de germen de trigo, que es el aceite natural que más vitamina E aporta. Esta vitamina es responsable directo del grado e elasticidad de nuestra piel y cuanto más elástica esté, menos estrías se producirán. Al fin y al cabo una estría es la rotura de la epidermis.
Guira recomienda también usarlo después de las depilaciones. Al ser de composición natural no tapona los poros, por lo que es perfecto para calmar la piel después de agredirla con la depilación, gracias a la caléndula de su composición.
Yo lo estoy usando principalmente en la tripita, espalda, muslos y culete, y siempre lo hago con la piel húmeda tras la ducha, porque los aceites se absorben mejor en una piel húmeda. Además al ser después de la ducha el poro se ha dilatado con el calor y el efecto es mucho mejor.
El bote es similar al del producto anterior, pero de 250 ml, lo cual es considerable porque se usa muy poquito! Se trata de un producto vegano y apto para celiacos que tiene certificación ECOCERT. Su INCI es: Triticum vulgare oil, Prunus dulcis oil, Persea gratissima oil, Olea europaea fruit oil, Rosmarinus off oil, Propanediol, Calendula off, Symphytum off.
Como veis es una mezcla de los mejores aceites para estos casos, germen de trigo, almendras dulces, jojoba, oliva… un tesoro!! Eso sí, hay que agitar el producto antes de usarlo porque en su base se aprecian restos de los extractos de plantas utilizados en su elaboración.
En definitiva, me han encantado estos productos y seguro que pronto probaré más cositas de Giura. Es una marca que elabora sus productos con las plantas que ellos mismo cultivan. Las maceran siempre en frio para no alterar los principios activos de las plantas. Controlan todo el proceso y lo hacen de forma artesanal, pero con la tecnología más actual. Su producción, por tanto, es limitada y eso me gusta porque nos aseguran que el producto que compramos no lleva años en una estantería.
Y eso es todo por hoy mimosas!! Espero que os haya resultado interesante. Contarme en comentarios si conocíais esta marca, si habéis probado alguno de sus productos… así ampliamos la lita!! ;) y ya sabes, si te ha gustado y quieres más, te invito a suscribirte al blog!
Mismimitoss

"Naturativ": Aceite Corporal de Ducha y Baño


¡Buenos días, chicas!

Otra marca ecológica, también muy bonita y especial, que descubrí gracias a la tienda online "Fapex" (próximamente, "Notino"), es "Naturativ". Su nombre ya especifica que tipo de productos son, ¿verdad?, pero para cerciorarme mejor, busqué información sobre ella, para asegurarme de que así era, jejeje.

Para que la conozcáis un poquito mejor, os comento de que, "Naturativ" es una firma de Polonia, nacida en 2011, cuyos productos, están de acuerdo con las normas establecidas de certificación "Natrue". Todos ellos son ricos en aceites y mantecas prensadas en frío, aguas naturales de flores, azúcar, cera de plantas y abejas, alcoholes vegetales y extractos de plantas biológicas. Por lo tanto, ninguno de sus cosméticos contiene parabenos, PEG´s, fragancias sintéticas, derivados del petróleo ni ningún otra sustancia nociva.

Hoy en día, esta firma dispone de 8 líneas diferentes, con un total de más de 50 productos diferentes, para que cuides y mimes tu piel, según las características que necesites. Otro dato a destacar de ella, es que sus envases son reciclados y reciclables, consiguiendo así, una gran cantidad de cosméticos con un diseño natural, moderno y sensual, a la vez.

Cómo gran amante de los aceites corporales, tenía que probar, tarde o temprano, su "Aceite Corporal de Ducha y Baño", ¿a que sí?, jejeje. Y, si aún no sabes donde comprarlo, os recomiendo un montón la perfumería online "Fapex", donde, también dispone de muchas otras marcas ecológicas y naturales.

Cómo podéis ver, se presenta en un frasco de cristal, fuerte y resistente, que contiene 200 ml de cantidad. Su textura, es una especie de aceite, pero bastante fluido y ligero. Aunque, lo que más me ha encantado de él, es el olorcito que tiene, jejeje. Es un aroma, muy suave y delicado, pero un tanto fresco y/o marino, y es gracias a que está enriquecido de aceite de oliva, aceite de girasol, vitamina E, entre otros.

Su modo de empleo, es muy sencillo..., tan sólo debes añadir, a la bañera, unas 40 gotas aproximadamente, o dos tazas de aceite de baño. Al no tener ya bañera, yo lo he usado, normalmente en la ducha.


Para ello, después de usar mi gel o jabón sólido, aplicaba una pequeña cantidad en el cuerpo, y después de unos segundos, enjuagaba. Tras de salir de la ducha, os confirmo que deja la piel super hidratada, nutrida, suave y calmada, además, nada más aplicarlo, ya vas notando, poco a poco, como conforta, estupendamente, el cuerpo.

Sinceramente, me ha parecido un producto maravilloso, sobre todo, para las que no se animan con los aceites corporales, porque piensan que son pringosos e incómodos. Pues, con éste, ¡no os resultara nada de eso!, jejeje, ya que, al enjuagarte, quita esa sensación. Es verdad que, nada más extenderlo, por la piel, resulta ser un tanto entre untuoso y lechosillo (porque es muy hidratante), pero como después aclaras, inmediatamente, quita ese efecto, en el cuerpo. 

Por ello, me parece un aceite corporal estupendo para cuando llegue el frío (si tenéis la piel sensible, irritada o sequita)..., que yo no se vosotras, pero yo es meterme y darme una duchita rápida, jejeje, y tambien, con estos calores, porque no suele dejar ninguna sensación desagradable en el cuerpo, nada más secarte.

Ingredientes: Aceite de semilla Helianthus annuus (girasol), palmitato de poligricerilo-3, caprilato de glicerilo, aceite de oliva (Olea Europaea), tocoferol (mezclado), beta-sitosterol, escualeno, perfume.

¡Espero vuestros comentarios y opiniones!

"Yokaia": Aceite de Coco "Somos de Coco" y Desodorante Natural "We Love Planet"


¿Qué tal estáis, chicas?

En esta ocasión, vengo a enseñaros dos productos muy especiales, de una tienda online muy bonita y diferente. La cual, se conoce con el nombre de "Yokaia". Esta empresa, situada en Barcelona, nos ofrece gran variedad de cosmética natural, elaborada a base de aceite de coco. Para las que no lo sepáis, este ingrediente tiene fantásticas y multitud de propiedades, por ello es por lo que, poco a poco, se está convirtiendo en gran protagonista en la mayoría de productos, por ser muy rico en ácidos grasos.

Entre la multitud de aplicaciones en las que podemos usarlo, destaco, principalmente: sus propiedades anti-envejecimiento y flacidez de la piel, evita las canas y la pérdida de vitalidad y fuerza del cabello, es muy hidratante (para utilizar en el rostro, cabello y cuerpo) y, sobre todo, es perfecto como limpiadora o desmaquillante facial y de ojos. Como podéis leer, se trata de un producto multiusos, y por ello, está web se dedica solo a él, para que podamos disfrutar de maravillosos cosméticos, enriquecidos del aceite de coco (ya sea sólo de este ingrediente, o que lo utilizan en la mayor parte de su composición).

✿ Aceite de Coco de "Somos de Coco":


Si os soy sincera, es la primera vez que uso el aceite de coco en mi rutina de cuidado facial, corporal y del cabello. La verdad, es que conocía este producto..., pero no sabía de la existencia de usos que tenía, jejeje. Cómo podéis ver, se presenta en un tarro transparente de cristal, en forma cuadrada, muy bonita, que contiene 200 gramos de cantidad.

Su textura es totalmente líquida (como la de un aceite, pero mucho más fluida, por lo que se absorbe muy muy bien) y, algo que me sorprendió, es que en el envase indica la cantidad en gramos, y no en mililitros, jejeje. Su aroma es ¡riquísimo!, y que conste que yo no soy muy partidaria del olor a coco, jejeje, aunque el que tiene éste, ¡me encanta!, ya que es muy suave y no resulta ser nada empalagoso...


Lo curioso de él, es que se puede utilizar de mil maneras, es decir: como hidratante corporal, acondicionador para el cabello, como bálsamo de labios, para hidratar el contorno de los ojos, para la cocina (a la hora de freír, hornear y asar, también, para hacer crudo en aliños, postres y batidos), como desmaquillante de cara y ojos, para hacer exfoliantes caseros, para evitar la aparición de estrías en el embarazo, para realizar masajes infantiles, ¡entre muchos más!. De todas estas maneras, por el momento, no las he probado..., ¡claro!, pero sí decir que, para el cuerpo me está gustando muchísimo, y aplicando un poquito desde media melena hasta las puntas, deja nuestro pelo super suave, fuerte, sano, brillante y ¡precioso!.

Me parece un producto más que estupendo y que debéis de probar, porque con tan sólo este aceite de coco ¡no necesitamos nada más!. A mí, sinceramente, me ha sorprendido gratamente..., y desde que lo tengo y estoy usando en estas últimas semanas, ¡se ha convertido en un imprescindible para mí!, jejeje. Para la cocina, por ahora, no lo he utilizado, pero en esta semana no creo que pase, jejeje.

✿ Desodorante Sin Aluminio "Lovely Lavander" (We Love Planet):


Esta bonita marca, dispone de desodorantes ecológicos, con diferentes fragancias. Yo, como sabréis, he tenido que elegir con olor a lavanda, jejeje. He leído tantas buenas opiniones de él, que tenía que probarlo tarde o temprano... Y, bueno..., este verano, está haciendo un calor tremendo e insoportable, y si a eso le sumamos, la humedad que hay en la zona mediterránea, ¡ya ni os cuento!.

Entre la sudoración y el olor que, día a día, producimos las personas, necesitamos un buen desodorante que nos ayude a eliminar las bacterias, en las axilas, que, a consecuencia de ello, las personas segregamos. Por ello, desde que los ví, quise animarme a probar los de esta bonita marca, de Holanda, totalmente certificada como orgánica. Además, ninguno contiene agentes sintéticos ni aluminio, aunque sí bicarbonato (pero ¡tranquilas!, que me he enterado, hace poco, que disponen de un desodorante sin este ingrediente, por si no sois asiduas a él).

El producto se presenta en un formato tarrina, de 48 gramos de cantidad. Su textura es totalmente crema, aunque no es muy densa...., por ello, la describiría mejor como una especie de manteca, que es fácil de coger una pequeña cantidad. Su aroma ¡me ha enamorado totalmente!, es un olorcito muy suave, sutil y delicado a lavanda. Pero, sino os gusta este olor, ¡no te preocupes!, que dispone de cinco fragancias diferentes (naranja, menta, floral, fresco...).


Algo que me ha encantado de él, es que nada mas extenderlo en la zona, se absorbe de inmediato, sin dejar nada de residuos ni, mucho menos, manchar la ropa. Especialmente, porque notas y sientes como sino te hubieras aplicado nada, porque deja la zona hidratada y calmada. Ésto es gracias a que está enriquecido, principalmente, de cera de abejas, aceite de coco y almidón de maíz en polvo.

Las veces que lo he utilizado, combinándolo con otro (que os hablé, hace poquito, "aquí"), me está gustando mucho, porque controla y neutraliza los olores de maravilla (gracias al bicarbonato), sin embargo, en lo que se refiere al sudor, se me queda un poquito corto..., sobre todo, porque este verano estoy trabajando, y no paro nunca, jejeje. Pero, creo, que en los días de menos calor (que en estos días estamos entre los 35-40º), imagino que irá mucho mejor. Aún así, es un desodorante que me está gustando mucho, y que, aunque lo veáis pequeño, nos puede durar, perfectamente, dos o tres meses, aplicándolo diariamente.

¿Qué te ha parecido estos productos?