Cuidarnos con Aromaterapia

Seguro que muchos habéis oido hablar de la aromaterapia, los beneficios que aporta a nuestro cuerpo y a nuestra salud.



Hace mas de un año que trabajo con aromaterapia, y cada vez me sorprenden mas sus resultados.

Para los que ya me conocéis, ilestimakeup, es un centro de belleza, donde realizamos trabajos de Peluqueria, Estetica y Maquillaje Profesional, y siempre, cuidando la salud.

Nuestra intención es trabajar siempre con los mejores productos, naturales, embelleciendo a la persona por dentro, para que se refleje por fuera.

En ilestimakeup, la belleza y la salud van de la mano.

Que es la Aromaterapia?

Es una tecnica natural que se basa en el uso de los Aceites Esenciales extraídos de las plantas con finalidad terapéutica.



Los Aceites Esenciales tienen propiedades cosméticas, propiedades terapéuticas, propiedades mentales y emocionales, y propiedades sexuales.

Los Aceites Esenciales podemos aplicarlos en la piel (mezclándolos antes con un Aceite Base), olerlos... así es como se van a beneficiar de ellos nuestro cuerpo, la mente y el alma.

Ahora que llega el frio, los resfriados, los mocos... vamos a hablar de un Aceite Esencial que nos va a venir muy bien.

Yo se lo pongo todos los días a mi hijo en un difusor de esencias y mejora mucho.

He decidido hablar del Aceite Esencial de Tomillo.


Este Aceite tiene una polaridad Yang, quiere decir que es mas energizante, por lo que se recomienda mezclarlo con uno que sea Yin, o hacer uso de el por las mañana, para que no influya en el sueño.

PROPIEDADES COSMETICAS:
-Regenerador de las células cutáneas
-Afecciones cutáneas: dermatitis, eczema, heridas y cortes
-Bactericida, desinfectante y anti-séptico
-Frena el envejecimiento general del cuerpo
-Estimulante del sistema circulatorio
-Aumenta el sistema inmunitario
-Reanima los organos debiles
-Alopecia
-Lumbago

PROPIEDADES TERAPEUTICAS:
-Antibiotico
-Amigdalitis
-Catarros, gripes y resfriados
-Sarampión
-Raquitismo
-Efecto balsamico y expectorante
-Previene de epidemias y contagios
-Rinitis, sinusitis
-Regulador de la presión arterial
-Somnolencia

PROPIEDADES MENTALES Y EMOCIONALES:
-Depresión sin conocimiento de causa
-Regulador y generador de la energia del cuerpo

PROPIEDADES SEXUALES:
-Util en caso de menstruacion escasa e irregular
-Estimula la produccion de estrenos
-Tension premenstrual
-Fertilidad
-Flujos blancos
-Prurito

Hay noches que mi hijo comienza a toser y aunque alguna vez le he puesto una cebolla cortada, tengo que decir que unas gotas del Aceite Esencial de Tomillo en el difusor de esencias le ha hecho mucho mas efecto, dejando de toser y pudiendo dormir el resto de la noche tranquilamente, el y los demás.

Cuando queráis aplicarlo en la piel, siempre debéis de mezclarlo con un Aceite Portador, de primera prensada en frío o consultar con alguien que sepa de Aromaterapia.

Poco a poco iremos viendo los beneficios de mas Aceites Esenciales, con los que os podéis cuidar de forma natural.

Cualquier duda o consulta, ya sabéis donde estoy.

Hasta pronto!!!






Los aceites naturales que más uso (1ª parte)

Hola mimosas! Hoy os traigo un post que muchas me habéis pedido. Cuando empiezas en la cosmética natural te das cuenta que el uso de aceites, es mucho más frecuente que en la cosmética convencional. Al principio asusta un poco, porque estamos acostumbradas a los aceites minerales y parafinas, pero cuando te das cuenta de los aceites usados en cosmética natural son otro mundo, empiezas a apreciarlos y acabas amándolos! , ¿Queréis conocer los  aceites naturales que tengo en el tocador?



Lo primero es saber que hay 3 tipos de aceites usados en cosmética: minerales, vegetales y esenciales. Los minerales son derivados del petróleo, usados muy a menudo en cosmética convencional por su bajo coste para el productor. El problema es que es como si aplicáramos una capa de plástico sobre nuestra piel. Al principio la piel parece suave y con falsa sensación de hidratación, pero al tiempo esa capa se cae y volvemos a sentir seca la piel, normal, el aceite no ha penetrado en la piel, y menos mal! porque ¿ quién quiere un derivado del petróleo en su cuerpo?


Después tenemos los aceites vegetales y esenciales. Ambos se usan en cosmética natural y derivan de las plantas. Hay distintos métodos de extracción de estos aceites. Os recomiendo que os fijéis en las etiquetas y en la información que dan los fabricantes. Lo mejor es la extracción manual en frio, porque así el aceite trae todas las propiedades de la planta y nos podemos beneficiar de ellas.


La principal diferencia entre vegetales y esenciales es que los primeros se pueden aplicar directamente sobre la piel y los otros no, porque pueden provocar reacciones al ser tan puros. Los esenciales son mucho más difíciles de extraer y tienen las propiedades mucho más concentradas. Los vegetales se suelen usar como portadores, cuando se hacen mezclas con varios aceites, de esa forma podemos usar los esenciales sin aplicaros puros directamente sobre la piel. Pero vamos al lio y empecemos!


Aceite salvaje super hidratante tacto seco de Maison Karité

Esta marca me encanta por la excelente calidad de sus materias primas. Las traen todas de África y las elaboran comunidades de mujeres a las que dan un futuro. Este aceite viene en una botella de vidrio opaco, que preserva el aceite de los efectos perjudiciales de la luz. Es una botella de 30 ml con un tapón protector y dispensador.

Cuando dice tacto seco es porque si aplicamos dos gotas es más que suficiente, si nos pasamos deja de ser aceite seco, porque hemos aplicado el producto en demasía. Se trata de una fórmula de 5 aceites puros salvajes y orgánicos: Baobab, Argán, Buriti, Lavanda y Manzanilla. Es apto para todo tipo de pieles que quieran proteger la capa hidrolipídica de la epidermis y así prevenir el envejecimiento. Yo lo uso añadiéndolo a la crema de noche y me encantan sus efectos! Pero si queréis saber más, os invito al post que le dediqué en su momento a este producto.

 Aceite de jojoba de Arganur

Se trata de una marca que descubrí en perfumerías Primor y a muy buen precio. Viene en una botella de 50 ml de vidrio oscuro y con pipeta dispensadora. Ya no tengo la caja en la que viene toda la información, pero recuerdo que era 100% aceite de jojoba puro, de primera presión en frio y a un precio de unos 8€. Lo compré cuando me quedé embarazada para hacer mi mezcla de aceites antiestrias y el de jojoba tenía que estar en los ingredientes. Además está muy recomendado para pieles mixtas grasas porque ayuda a regular en nivel de grasa.




Aceite de caléndula de Esencia olea

Esta ha sido mi última incorporación… que delicia de aceite por Dios! Pronto os hablaré en profundidad de esta marca y de este producto porque ya sabéis que cuando una cosa me gusta tanto, hay que dedicarles un post. Pero antes dejarme que experimente bien con él para así poderos contar todos sus secretos.

Por ahora os diré que su INCI es espectacular, con base de almendras dulces, girasol, oliva y caléndula. Tiene un olor a cítricos muy peculiar, como amaderado… y os lo dice una amante de los olores cítricos! Por ahora es lo que más me gusta de este aceite. Lo aplico después de la ducha con la piel húmeda y huele todo el baño que es un gustazo. Hasta mi chico me dijo cuando salí… ``no se qué potingue te habrás hechado hoy pero me gusta como huele´´… y viniendo de él es todo un cumplido a este aceite!


Otra cosa que me gusta es como deja la piel, se absorbe bastante rápido sobre la piel húmeda y después te sientes la piel super nutrida y gustosita, sin estar pringosa. En estos últimos días de embarazo la combino con el aceite antiestrías en la tripita, porque tengo la piel muy tirante e incómoda y este aceite me calma una barbaridad la sensación de tirantez. 



 Aceite de árbol de té de Now Essentials Oils

Se trata de una marca que descubrí en mi viaje a E.E.U.U. Tienen una gama de aceites naturales impresionante y de muy buena calidad. Este aceite es un básico en cualquier tocador. Es uno de los pocos aceites esenciales que uso directamente sobre la piel, sin mezclar con algún aceite portador. Pero ojo! Con mucho cuidado, lo uso con un bastoncillo en algún granito y también me gusta mucho llevarlo de viaje y poner un poco en la nuca cuando duermo en los hoteles o voy al campo porque así no se me acerca ni un mosquito!

Es un multiusos perfecto para hongos, piojos, infecciones, piel grasa… sus aplicaciones con infinitas!


 Aceite de almendras dulces  de General Health Food



Este es uno de los primeros aceites con los que todas hemos experimentado. Yo siempre los busco que sean puros, es decir, que en su composición sólo este el aceite. En Primor lo podéis encontrar en varios tamaños, yo los compré todos, hasta que acabé comprando este de 1 litro porque es un aceite que uso para muchas cosas y además es el perfecto aceite portador cuando hago mezclas con aceites esenciales. Esta botella enorme costó 11,5€.




Aceite anticelulítico de Aromaspa

Es una mezcla tonificante de aceites esenciales y extractos de toronja, romero, pimienta negra, alga roja, hiedra y centella asiática. Está enfocado en eliminar líquidos y toxinas así como mejorar la tonicidad de la piel. Como todos los anticelulíticos, la marca recomienda aplicarlo con un masaje y es que sin masaje los resultados son bien distintos con este tipo de productos.

Os soy sincera y os diré que no lo he podido probar, porque al poco de llegarme me quedé embarazada y alguno de sus componentes no son compatibles con ese estado. Así que lo tengo guardadito en el cajón, para cuando de a luz volver a cuidarme y darme un gustazo con este aceite. Viene en botella de vidrio opaco de 125 ml con dispensador en pulverizador.


 Aceite serum facial de frambuesa de Carola Soaps

Se trata de un serum maravilloso en formato aceite para pieles maduras y secas. Como la mía es tirando a seca me viene de lujo. Carola es una marca española, que tiene muy buenos productos y este es sin duda uno de mis favoritos. Viene en botella de vidrio opaco de 30 ml con gotero dispensador. Nutre y aplica elasticidad a la piel envejecida y evita la deshidratación de las más jóvenes. Es  69% de ingredientes ecológicos y sus principales ingredientes son el aceite de frambuesa antioxidante, rosa mosqueta reparador, bergamota y geranio que le aportan un olor de vicio!




Aceite de Germen de trigo de Sol Natura

Cuando me quedé embarazada quise hacer mi propia mezcla de aceites, para tener un antiestrías natural hecho a mi gusto. E investigando descubrí este aceite, que por lo visto es el aceite natural que más elasticidad aporta a la piel, cosa que hablando de estrías es fundamental. Esta marca no la conocía de antes y fue en mi farmacia habitual donde pude conseguirla. Lo importante es que fuese de primera presión en frio y lo es. Viene en una botella de vidrio opaco de  250 ml y lo que menos me gusta es el olor. Quizás tiene que ver que con las nauseas del principio del embarazo rechacé cualquier olor fuerte, y este aceite lo tiene pero sus beneficios compensan eso y mucho más. Ya sabéis, si buscáis un buen producto antiestrías, aseguraros que contienen aceite de germen de trigo.



Aceites corporal y facial de Rachel’s Plan Bee

Se trata de una marca norteamericana de cosmética natural con unos packaing preciosos. Tuve la suerte de ganar un pack de sus productos estrella y entre ellos estaban estos dos aceites. El corporal es una pasada, huele a una mezcla de frutas deliciosas y lo mejor es que deja un sutil velo de brillo en la piel que es perfecto para esas noches de verano, en la que ya hemos cogido algo de color. Es el sustituto perfecto del famoso aceite prodigioso de Nuxe, para las que busquéis una alternativa más natural.

El aceite facial está indicado para pieles normales y secas. Tiene una composición muy cuidada con aceite de albaricoque, escualeno, aceite de uva, mora, vainilla, naranja dulce… una verdadera delicia!


Aceite esencial de naranja de Marnys

Esta es una marca de muy fácil acceso para muchas de vosotras, porque la podéis encontrar en muchos herbolarios a pie de calle así como en El Corte Inglés. Se trata de un aceite esencial que compré para hacer mi mezcla de aceite anticelulítico en su día. Además de aportarle un olor riquísimo le aporta sus propiedades que no son pocas. Es antiflamatorio, antidepresivo, antiespasmódico, afrodisiaco, antiséptico, sedante, detoxificante… y un montón de cosas más, pero vamos que yo lo escogí principalmente para aportar aroma a mi mezcla de aceites.

Creo que lo vamos a tener que dejar aquí por hoy, no os quiero saturar… los siguientes aceites os los muestro pronto en la segunda parte de este post, mientras, dejarme en comentarios, ¿Cuáles habéis usado vosotras?, ¿y qué usos les dais?


Mismimitoss

Loción sublime 5Seasons de Solbeat, el producto del verano!

Hola mimosas! Hoy os quiero hablar de un producto muy especial, la loción sublime 5 Seasons de Solbeat. Un producto multiusos que hidrata piel y cabello, de olor riquísimo e ingredientes naturales. El producto perfecto para disfrutar en verano.. ¿que todavía no sabes de que te hablo?.. pongamos solución a eso YA!


Os hablo de la loción para cara, cuerpo y cabello de Solbeat. Esta marca es una de esas marcas que tanto me gustan, española y con mucho mimo a sus productos. Las imágenes de esta marca desprenden dinamismo, movimiento y alegría, hecha para gente que se sienta joven y con vida, con ganas de comerse el mundo!
 
 
El producto del que os quiero hablar, sirve para todo el cuerpo y eso es uno de los puntos que tanto me gusta para verano. Lo llevo en la maleta en cualquier escapada y se que con él lo tengo casi todo solucionado, en cuestión de cosméticos. Ahorro mucho espacio y sobretodo peso en el neceser! Tienen varios formatos, el que tengo yo es el pequeño de 100 ml porque es el mejor para viajar.
 
Es una loción bifásica, que hay que agitar antes de usar para que se mezclen bien todos sus ingredientes. De esa manera a pesar de llevar aceites la fórmula es no grasa y se aplica de maravilla. Deja la piel hidratada y nutrida y lo mejor? Ese brillito tan bonito que nos gusta lucir en verano!, pero con la loción sublime de Solbeat es un brillo natural!
 
Para aplicarlo sólo hay que agitar bien y colocar el envase a poca distancia del cuerpo, el bote es de plástico con spray, por lo que es muy fácil de extender después con un ligero masaje. Con ese masaje se puede apreciar el rico olor a limón que tiene la loción, me encanta el olor a cítricos y más en verano!
 
La marca nos dice que además de nutrir la piel y el cabello, aumenta la oxigenación, acelera el proceso de renovación celular, es cicatrizante, neutraliza los radicales libres causantes del envejecimiento… y eso se explica al ver sus activos principales que proceden de la Patagonia, suroeste de Marruecos y Canarias… vaya lujo! Los principales son:
 
Aceite de argán: regenerador celular y de rejuvenecimiento de las células, en el caso de quemaduras leves y de acné, actúa regenerando estas células de una manera completamente natural. El aceite de argán también funciona para diferentes partes del cuerpo, donde encontramos el pelo, la cara, manos y cuerpo.
 
Aceite de rosa mosqueta: los beneficios de este aceite se han popularizado en los últimos años y son muchos los que nos otorgan a la piel. Esto se debe a su completa combinación de ácidos grasos y vitaminas. Entre las vitaminas, podemos encontrar las siguientes: omega 3 y 6, vitaminas A, C y E.
 

Aloe Vera: esta planta penetra fácilmente las 3 capas de la piel: la epidermis, la dermis y la hopodermis, lo que permite fácilmente eliminar bacterias e infecciones que sean encontradas así como hace que las vitaminas y enzimas que estas tienen actúen de una manera mucho mayor. Éstas son vitaminas A, del grupo B, C, minerales, mucilagos, tanimos, aceites, aminoácidos grasos (oleico y linoleico).
 

 

Aceite de oliva de primera presión en frío que actúa como conservante natural gracias a su cantidad de vitamina E.
 
Aceite esencial de limón que actúa como conservante natural por su contenido en vitamina C y le aporta su característico olor.
 
Solbeat cuenta con el certificado Ecocert, no testa en animales y sus accesorios, como la bonita bolsa en la que viene presentado el producto, están realizada por artesanos de KM0. Todos ellos valores muy a tener en cuenta a la hora de elegir como cuidar nuestra piel.
 
Sin duda es el producto de este verano! Estoy encantada con este botecito! Es un vicio aplicarlo al ver lo bien que huele y deja la piel! Decirme, ¿lo conocíais?, ¿ lo habíais probado?.
 
Si te ha gustado y no te quieres perder nada, te invito a suscribirte al blog ( botón azul del lateral derecho) y serás una mimosa!!
 
Mismimitoss
 

Aceite de pepita de uva, eres de las que te comes las pepitas o las tiras? Vinifera, cosmética natural española.

El aceite de pepipa de uva es el aceite portador que más ácido linoleico posee en su formulación, un 68%. Mucho más que el aceite de almendras dulces, el de aguacate o el de coco. Se convierte por ello en un básico del tocador de toda amante de la belleza. Muchas marcas trabajan con los beneficios del aceite de uva y nos venden sus productos como naturales sin serlos realmente. ¿Queréis conocer una alternativa natural que posee este tesoro de aceite pero que deja la piel mate?



 Los beneficios procedentes de las uvas ya lo conocían los egipcios hace más de 6000 años y en la antigua Grecia los filósofos la tenían por un fruto muy curativo, sería por algo, ¿no os parece?


El aceite de pepita de uva o como lo llaman muchas veces para simplificar, aceite de uva, se obtiene por primera presión en frío de las semillas del fruto de la vid. El resultado es un aceite pálido y delicado, que deja una capa brillante en la piel cuando es usado como aceite portador.

Los aceites portadores son los aceites vegetales que se pueden aplicar sobre la piel directamente. Los aceites esenciales por el contrario, son tan puros que al aplicarlos sobre la piel podría dar alguna reacción y por ello se suelen diluir en aceites portadores como es el aceite de pepita de uva. 

Como es obvio no todos los aceites portadores, como son el de jojoba, coco, aguacate, argán… tienen la misma composición y por tanto sus beneficios son diferentes. El aceite de pepita de uva es muy rico en ácidos grasos oleico (15-20%) y linoleico (68-78%). Estos ácidos grasos no son sintetizados por el organismo y por ellos se les considera esenciales. El alto porcentaje de estos ácidos grasos ayudan en la regeneración de la función barrera de la piel. Al tener la barrera bien formada, la piel es menos propensa a perder su hidratación. De hecho una de las causas más comunes de piel seca, es la pérdida del acido linoleico en la estructura de la piel y ya hemos dicho que nuestro organismo no puede sintetizarlo por lo que es necesario reponerlo tópicamente.

Además este aceite de uva es una gran fuente de proantocianidina, vitamina C, D y E, betacaroteno y resveratrol, que contienen altas dosis de antioxidantes que retrasan el envejecimiento cutáneo. Las proantocianidinas son potentes inhibidores de reacciones perjudiciales para la piel, consecuencia de agentes dañinos como los rayos solares, el estrés o la polución. Estos agentes antioxidantes nos protegen de los radicales libres que cada día se adhieren a nuestra piel y que es definitiva son los principales causantes del envejecimiento cutáneo. Gracias al aceite de pepita de uva, la piel se mantiene hidratada retrasando las primeras líneas de expresión y libre de radicales libres que dañan nuestras fibras de colágeno y elastina.

Es un aceite de fácil penetración sin taponar los poros dejando la piel lisa y limpia y con  efectos curativos y calmantes. Por todo ello es un aceite recomendado para las pieles grasas, puesto que no aporta pesadez  y es perfecto para las cicatrices del acné.

Aún así y sabiendo que mi piel es normal tirando a seca, me decidí a probar esta crema facial de Vinifera que contiene el aceite de pepita de uva en su composición. Mi intención era aportar a mi rutina una crema ligera, pero que dejara mi piel nutrida de cara a los fríos del otoño, invierno. Como ya tengo más de 30 años siempre ando en busca de productos antioxidantes, que eliminen los radicales libres que apagan la tez y hacen que la piel luzca cetrina y sin la luz de la juventud.


Además esta crema facial antioxidante tiene como ingrediente principal la uva en todas sus posibilidades;  el agua de uva, el extracto de la hoja de uva y por supuesto el famoso aceite de pepita de uva. Otro punto a su favor es que la uva que forma parte de su composición, está cultivada de forma ecológica en España y es un producto certificado por Ecocert.

Os dejo el INCI: Vitis Vinifera fruit water*, caprylic/capric triglyceride, cetearyl alcohol, propanediol, vitis vinifera leaf extract*, arachidyl alcohol, vitis Vinifera seed oil*, argania spinosa kernel oil*, aqua, behenyl, alcohol, glyceryl caprilate, parfum, glycerin, sodium hyaluronate, tocopherol, sodium phytate, arachidy glucoside, cetearyl glucoside, xanthan gum, citric acid, benzyl benzoate, linalool.

Aparte de ver que es una composición relativamente sencilla, esto es lo que me gusta de la cosmética natural, podemos saber que nos aplicamos en la piel, se puede apreciar que contiene aceite de argán y acido hialurónico, que son también muy buenos ingredientes para hidratar y nutrir la piel.

La marca nos dice que es un producto rejuvenecedor y revitalizante, que hidrata y nutre en profundidad manteniendo la firmeza y la elasticidad en la piel. Ayuda a tratar las heridas y lesiones del acné, a igualar el tono, aclarar las cicatrices y a corregir las arrugas y líneas de expresión.


Dicho así parece el oro y el moro, así que os voy a dar mi opinión tras usarlo ya mes y medio. Es una cremita blanca, muy ligera y de fácil absorción. Curiosamente a pesar de llevar aceite de pepita de uva y de argán, tras realizar un pequeño masaje para favorecer su completa absorción, deja la piel un poco mate, por lo que no es nada grasa. De ahí que se recomiende para pieles grasas pero deshidratadas.

A pesar de dejar la piel un pelín mate, no reseca en absoluto, menos mal!! Todo lo contrario la piel se queda relajada, jugosa y nutrida. Al nutrir la piel, reestructuramos su barrera de forma que no pierde agua y se mantiene hidratada, que es una de las cosas que yo le pedía y lo cumple! Por todo ello recomendaría esta crema a pieles mixtas, normales y algo secas que estén deshidratadas.

El formato es de plástico con sistema airless, que sabéis que siendo un producto de cosmética natural me gusta mucho. Vienen 50 ml y lo podemos encontrar en Tuecobox, además ahora la tienen rebajada!! Aquí también se puede encontrar el aceite de pepita de uva puro, yo he preferido probar con la crema, pero viendo sus beneficios quizás me anime con el aceite para añadirlos a cremas y aumentar sus beneficios.

Sin duda está siendo una gran ayuda para estos días tan fríos que ya nos toca vivir. Este año no noto la piel tirante ni reseca, como me ha pasado otros años por estas fechas. Tengo la piel mejor que nunca y en parte es gracias a esta crema! La estoy usando todas las noches y de día cuando me quedo en casa porque no lleva protección solar.

Espero que os haya resultado interesante y que os animéis a incorporar este ingrediente en vuestra rutina, con cosmética natural mucho mejor! Seguro que vuestra piel os lo agradecerá!

Si te ha gustado y quieres más no olvides suscribirte y compartirlo!


Mismimitoss

Aceite de pepita de uva, eres de las que te comes las pepitas o las tiras? Vinifera, cosmética natural española.

El aceite de pepipa de uva es el aceite portador que más ácido linoleico posee en su formulación, un 68%. Mucho más que el aceite de almendras dulces, el de aguacate o el de coco. Se convierte por ello en un básico del tocador de toda amante de la belleza. Muchas marcas trabajan con los beneficios del aceite de uva y nos venden sus productos como naturales sin serlos realmente. ¿Queréis conocer una alternativa natural que posee este tesoro de aceite pero que deja la piel mate?



 Los beneficios procedentes de las uvas ya lo conocían los egipcios hace más de 6000 años y en la antigua Grecia los filósofos la tenían por un fruto muy curativo, sería por algo, ¿no os parece?


El aceite de pepita de uva o como lo llaman muchas veces para simplificar, aceite de uva, se obtiene por primera presión en frío de las semillas del fruto de la vid. El resultado es un aceite pálido y delicado, que deja una capa brillante en la piel cuando es usado como aceite portador.

Los aceites portadores son los aceites vegetales que se pueden aplicar sobre la piel directamente. Los aceites esenciales por el contrario, son tan puros que al aplicarlos sobre la piel podría dar alguna reacción y por ello se suelen diluir en aceites portadores como es el aceite de pepita de uva. 

Como es obvio no todos los aceites portadores, como son el de jojoba, coco, aguacate, argán… tienen la misma composición y por tanto sus beneficios son diferentes. El aceite de pepita de uva es muy rico en ácidos grasos oleico (15-20%) y linoleico (68-78%). Estos ácidos grasos no son sintetizados por el organismo y por ellos se les considera esenciales. El alto porcentaje de estos ácidos grasos ayudan en la regeneración de la función barrera de la piel. Al tener la barrera bien formada, la piel es menos propensa a perder su hidratación. De hecho una de las causas más comunes de piel seca, es la pérdida del acido linoleico en la estructura de la piel y ya hemos dicho que nuestro organismo no puede sintetizarlo por lo que es necesario reponerlo tópicamente.

Además este aceite de uva es una gran fuente de proantocianidina, vitamina C, D y E, betacaroteno y resveratrol, que contienen altas dosis de antioxidantes que retrasan el envejecimiento cutáneo. Las proantocianidinas son potentes inhibidores de reacciones perjudiciales para la piel, consecuencia de agentes dañinos como los rayos solares, el estrés o la polución. Estos agentes antioxidantes nos protegen de los radicales libres que cada día se adhieren a nuestra piel y que es definitiva son los principales causantes del envejecimiento cutáneo. Gracias al aceite de pepita de uva, la piel se mantiene hidratada retrasando las primeras líneas de expresión y libre de radicales libres que dañan nuestras fibras de colágeno y elastina.

Es un aceite de fácil penetración sin taponar los poros dejando la piel lisa y limpia y con  efectos curativos y calmantes. Por todo ello es un aceite recomendado para las pieles grasas, puesto que no aporta pesadez  y es perfecto para las cicatrices del acné.

Aún así y sabiendo que mi piel es normal tirando a seca, me decidí a probar esta crema facial de Vinifera que contiene el aceite de pepita de uva en su composición. Mi intención era aportar a mi rutina una crema ligera, pero que dejara mi piel nutrida de cara a los fríos del otoño, invierno. Como ya tengo más de 30 años siempre ando en busca de productos antioxidantes, que eliminen los radicales libres que apagan la tez y hacen que la piel luzca cetrina y sin la luz de la juventud.


Además esta crema facial antioxidante tiene como ingrediente principal la uva en todas sus posibilidades;  el agua de uva, el extracto de la hoja de uva y por supuesto el famoso aceite de pepita de uva. Otro punto a su favor es que la uva que forma parte de su composición, está cultivada de forma ecológica en España y es un producto certificado por Ecocert.

Os dejo el INCI: Vitis Vinifera fruit water*, caprylic/capric triglyceride, cetearyl alcohol, propanediol, vitis vinifera leaf extract*, arachidyl alcohol, vitis Vinifera seed oil*, argania spinosa kernel oil*, aqua, behenyl, alcohol, glyceryl caprilate, parfum, glycerin, sodium hyaluronate, tocopherol, sodium phytate, arachidy glucoside, cetearyl glucoside, xanthan gum, citric acid, benzyl benzoate, linalool.

Aparte de ver que es una composición relativamente sencilla, esto es lo que me gusta de la cosmética natural, podemos saber que nos aplicamos en la piel, se puede apreciar que contiene aceite de argán y acido hialurónico, que son también muy buenos ingredientes para hidratar y nutrir la piel.

La marca nos dice que es un producto rejuvenecedor y revitalizante, que hidrata y nutre en profundidad manteniendo la firmeza y la elasticidad en la piel. Ayuda a tratar las heridas y lesiones del acné, a igualar el tono, aclarar las cicatrices y a corregir las arrugas y líneas de expresión.


Dicho así parece el oro y el moro, así que os voy a dar mi opinión tras usarlo ya mes y medio. Es una cremita blanca, muy ligera y de fácil absorción. Curiosamente a pesar de llevar aceite de pepita de uva y de argán, tras realizar un pequeño masaje para favorecer su completa absorción, deja la piel un poco mate, por lo que no es nada grasa. De ahí que se recomiende para pieles grasas pero deshidratadas.

A pesar de dejar la piel un pelín mate, no reseca en absoluto, menos mal!! Todo lo contrario la piel se queda relajada, jugosa y nutrida. Al nutrir la piel, reestructuramos su barrera de forma que no pierde agua y se mantiene hidratada, que es una de las cosas que yo le pedía y lo cumple! Por todo ello recomendaría esta crema a pieles mixtas, normales y algo secas que estén deshidratadas.

El formato es de plástico con sistema airless, que sabéis que siendo un producto de cosmética natural me gusta mucho. Vienen 50 ml y lo podemos encontrar en Tuecobox, además ahora la tienen rebajada!! Aquí también se puede encontrar el aceite de pepita de uva puro, yo he preferido probar con la crema, pero viendo sus beneficios quizás me anime con el aceite para añadirlos a cremas y aumentar sus beneficios.

Sin duda está siendo una gran ayuda para estos días tan fríos que ya nos toca vivir. Este año no noto la piel tirante ni reseca, como me ha pasado otros años por estas fechas. Tengo la piel mejor que nunca y en parte es gracias a esta crema! La estoy usando todas las noches y de día cuando me quedo en casa porque no lleva protección solar.

Espero que os haya resultado interesante y que os animéis a incorporar este ingrediente en vuestra rutina, con cosmética natural mucho mejor! Seguro que vuestra piel os lo agradecerá!

Si te ha gustado y quieres más no olvides suscribirte y compartirlo!


Mismimitoss