Primera incursión en Lush… Champú sólido Montalbano, ¿éxito o decepción?

Buenos días, princesas!

Os prometí que iba a hablar de mi primera incursión en el gran y maravilloso mundo de Lush... y aquí estoy!


Poniéndonos en antecedentes os contaré que, si aún no había caído en probar algún producto de la marca, no era por ser inmune a vuestras reviews, opiniones etc. de la marca, nooo... de hecho moría por hacerme con cualquier producto de la marca, pero aunque pedir por internet nos facilita la vida muchísimo, en este caso preferí esperar y poder ir a una tienda física para que me asesoraran y poder vivir la experiencia extrasensorial que supone visitar uno de sus locales en primera persona.


Pues bien, hace un par de meses fui unos días a Madrid, y, claro, una de las primeras cosas que tenía en mente era visitar Lush, por supuesto. Iba con el objetivo claro de informarme y adquirir si se daba el caso un champú sólido de los que tantas maravillas había leído.






Llegué a la tienda Lush de la calle Alcalá, y una chica monísima me atendió. La expliqué que había leído mucho sobre los champús sólidos y que me gustaría conocer un poco más de ellos. Le informé de mi tipología de cabello, es decir, graso, y con tendencia a la caspa en ciertos momentos de estrés. Con todo esto, la chica (lo siento muuucho, no recuerdo el nombre!) me dijo que probablemente el que mejor me podía ir era el Montalbano.


¿Y qué es el champú Montalbano?



Dicen de él que su campo de actuación se centra en tres focos:
  • El aceite de limón y el zumo de limón proporciona brillo.
  • Las aceitunas verdes mejoran la elasticidad del cabello.
  • El romero limpia y equilibra el cuero cabelludo.

Han añadido caramelo carbonatado para recrear el sonido del arma del inspector Montalbano, del que el champú coge su nombre. Este último punto, sinceramente, no tiene razón de ser. El champú no hace ningún ruido!
Los ingredientes:

Sodium Lauryl Sulfate, Aceitunas verdes, Aceite de limón de Sicilia, Zumo fresco de limón, Cáscara fresca de limón, Caramelo carbonatado, Cáscara de limón en polvo, Absoluto de romero, aceite de limón mirto, Citral, Geraniol, Limonene, Perfume, Extracto de gardenia.


La pastilla es de 55gr y me costó 8,95€.


Desde que lo compré lo he usado un par de veces por semana, porque corremos el riesgo de que se nos reseque bastante el pelo. Después de usarlo, me aplico acondicionador o mascarilla, es necesaria en palabras de la dependienta. Ella me dijo que al principio sobre todo notaría el pelo como "crujiente", ya que al no tener siliconas, parabenos, ni nada de nada, el pelo se libera de todo eso y queda un poco asquerosito la verdad, pero con el acondicionador / mascarilla queda muchísimo mejor.

Mi pelo es graso y es una pasada como limpia en profundidad este champú, me dura el pelo más tiempo limpio, cosa que ahora en verano agradezco por la falta de tiempo en muchas ocasiones y así no tiro de champú en seco. Me lo deja extremadamente limpio, suelto y con una forma muy bonita. De momento no me ha resecado nada y estoy encantada.

La forma de uso es muy fácil, simplemente frotar la pastilla y con la espumita que hace, nos lavamos el pelo. La pastilla, lógicamente, dura mucho más que cualquier champú líquido y se contamina muchísimo menos!

En resumen, me encanta este champú sólido, es el primero que uso pero no el último, me gustaría probar los demás que tienen acorde a mi tipología de cabello, y también me encantaría probar las mascarillas, las pastillas dentífricas, etc., etc...

¿Habéis probado este champú? ¿Qué productos de LUSH me recomendáis?