Cuidado y Limpieza Facial con los Productos de "Biola Bio Cosmética"


¿Qué tal estáis, chicas?

Si sois como yo, seguramente os encantará conocer y probar productos nuevos, ¿verdad?, jejeje. Pues en esta ocasión, vengo a presentaros una nueva marca de cosmética natural, orgánica y biodinámica, totalmente húngara, que ¡por fín ha llegado a España!. La cual, se conoce con el nombre de "Biola Bio Cosmética". Lo que más se caracteriza de ella, es que todos y cada uno de sus productos, combina una gran cantidad y variedad de ingredientes bioactivos, de origen herbario. Por ello, no usan componentes químicos, sintéticos, etc, que son perjudiciales para nuestra piel.


Esta empresa fue fundada en 2011, sin embargo, tiene un largo recorrido, ya que, su origen empezó hace más de 25 años. En todo este tiempo, han ido desarrollando, con mucho esfuerzo e investigación, una gran cantidad de productos orgánicos que, hoy en día, forman parte más de 240 referencias, ideales para toda la familia y para cada tipo de piel y/o necesidades. También, cabe destacar que, todos y cada uno de ellos, están presentados en embalajes reciclables, con el fín de respetar y el cuidar el medio ambiente, al máximo. Especialmente, porque son ricos en ingredientes, donde el 95% es de agricultura ecológica certificada, y sobre todo, porque llevan los prestigiosos sellos: "Demeter Internacional e.V." y/o "Biokontroll HU".



El primer producto que os enseño, se trata de este limpiador facial. El cual, se presenta en un envase de tubo, bastante sencillo, que contiene 75 ml de cantidad. Lo más característico de él, sin dudarlo, es su aroma, porque se aprecia, perfectamente, ese toque que suele tener el aceite esencial del árbol de té. También, es rico en extracto de semilla de lino entre otros aceites esenciales (como: tomillo y ajedrea).

Lo más llamativo de él, como veréis en la siguiente foto, es su textura. Es una especie de gel gelatinoso, un tanto pegajosillo o pringoso (no sé como describirlo, jejeje), pero una vez que lo humedeces con bastante agua, resulta ser muy agradable de usar. Para ello, yo no lo aplico directamente con la piel húmeda..., en otras palabras, prefiero añadir una cantidad en la palma de la mano, posteriormente, agregar agua, y frotar con la ayuda de la otra mano, hasta realizar una suave y delicada espumita. 


Algo que debéis tener en cuenta, es que, primero, no suele realizar mucha espuma, y segundo, es que tenéis que usar bastante agua, porque sino, en la palma de la mano, se va quedando como pegada restos del gel, no sé si me explico, jejeje. Aún así, es un limpiador que me está gustando bastante, porque deja una sensación de frescor y/o confort una vez que lo tenemos en nuestro rostro, pero sobre todo, porque elimina de maravilla las impurezas y el exceso de sebo que tengamos. 

Cuando lo retiramos, pasados uno o dos minutos, no notamos ninguna sensación pegajosa, pringosa, incomoda en ella, y mucho menos, irritación y/o sequedad, ¡todo lo contrario!, sentimos nuestra cara calmada, agradable, limpita y muy suave. Por ello, recomiendo, un montón, este limpiador facial para las pieles mixtas-grasas o con tendencia acneica.



Otros de los productos que nos ofrece esta web, para tener un rostro extra limpio, es esta mascarilla peeling facial, es decir, una mascarilla limpiadora. Cómo muchas sabréis, hay diferentes productos de este tipo: para matificar, para hidratar, para calmar, etc, según tu tipo de piel y/o necesidades, ¿verdad?, pues ésta, en concreto, ayuda a eliminar estupendamente cualquier resto de impurezas que tengamos. En otras palabras, ¡un extra de limpieza!, jejeje.

Cómo podéis ver, se presenta en un envase de tubo, de plástico de color verde, que contiene 35 ml de cantidad. Tiene un aroma bastante peculiar y un tanto difícil de describiros, pero os informo de que es muy agradable. Yo lo categoría mejor como un olor un tanto herbal, gracias al ácido salicílico, vitaminas B3 y E, oligoelementos (del perejil, menta, stellaria, pepino y la pulpa de zanahoria), de los que está enriquecido, principalmente.


Su textura, al igual que ocurre con el anterior, también es una especie de gel gelatinoso, sin embargo, ésta es mucho más pegajosilla y/o pringosa. Como veis en la foto, se aprecia muy bien, que dispone de unas partículas verdosillas, jejeje, aunque cuando la aplicas en la piel, y la estas extendiendo, no se nota casi nada esa exfoliación, algo que me hubiera gustado sentir más, pero ¡bueno!.

Su modo de empleo, es muy sencillo. Con el rostro ligeramente húmedo, vas aplicando varios pegotillos por toda la cara, y a continuación, lo extiendes muy muy bien. Después, debes dejarlo actuar unos 15 a 17 minutos, antes aclarar con abundante agua. Y, en ese tiempo, aprecias un poco una sensación un tanto rara, como que se cuartea o algo de tirantez, pero no resulta ser nada desagradable ni mucho menos, asi que, ¡tranquilas!, jejeje. Una vez que lo retiramos, aprecias tu piel super limpia, lisita, calmada, suave, ¡una maravilla!, que hasta parece otra, jejeje. Es así, que estoy encantadísima con este producto, y os lo recomiendo un montón. ¡Eso sí!, utilizarlo, mejor, cada dos semanas, ya que, aún ser muy suave con nuestro rostro, se trata de un peeling facial, al fín y al cabo.



Hace unos meses me detectaron que tengo blefaritis (hinchazón de los párpados), y aunque esté usando una cremita que me recomendó la dermatologa (no os asustéis, que se trata de "ParpaDual", y tiene muy buena composición, jejeje), si que he ido notando que mis pestañas se veían mas débiles, se me caían mucho más, etc. Al ver este sérum especifico para ellas..., ¡sabía que tenía que ser mio!, jejeje.

En realidad, se trata de un producto que ayuda, especialmente, al crecimiento saludable de las pestañas y cejas, en pieles maduras, deshidratadas y deficientes en nutrientes. Aún así, quería probarlo para ver sus resultados y, también, si me iba bien, ¡claro!, jejeje. Y, aunque no os haya dejado ninguna foto de su textura, os aclaro, que es muy ligera y agradable, y que gracias a su aplicador, tipo esponjita, resulta ser muy rapido y fácil usarlo en la raíz de las pestañas y/o en las zonas despobladas de las cejas. Sin embargo, si fuera tipo goupillón, como suele tener las máscaras de pestañas, creo que sería mucho más cómodo, ¿no creéis?.


Bueno..., su aroma es muy agradable y un tanto fresquito, y es gracias a que está enriquecido de agentes bioactivos, como son: el aceite de moringa, el aceite de tamanu, aceite de borraja, hierba de trigo, echinacea púrpura, extractos de euphrasia y regaliz. Esta combinación, ayuda a nutrir los folículos pilosos de las pestañas, así como, a la regeneración de la piel de esa zona. Para ello, nos aconseja aplicarlo cada mañana y cada noche, durante un largo tiempo, con el fín de ver sus resultados. Es decir, se trata de un producto de largo plazo, y por lo tanto, hay que ser muy constante con él, sobre todo, usarlo, como mínimo, un mes para ver sus efectos.

Y bueno, después de estar utilizándolo más de un mes, cumple perfectamente lo que promete. Deja las pestañas con una forma mucho más bonita, más sanas, mas fuertes y, especialmente, aprecio, que se me caen bastante menos. Es así que, me parece un producto estupendo y que, sinceramente, me ha sorprendido gratamente. La verdad, es que no tenía muy buenas expectativas con él..., bueno..., mas bien, pensé que no daría tan buenos resultados como los que he tenido... Siento no haberos dejado foto del antes y después, pero os aseguro que va de maravilla. En cuanto a su crecimiento, nose si habré notado algo, ya que, de por sí, yo las tengo larguitas, jejeje.

¿Qué os ha parecido, a vosotras, estos productos?