Los Frutos Rojos.

Holaa!! En el post de hoy os voy ha hablar sobre los frutos rojos.

Aquí os dejo el post anterior: Consejos para cuidar los esmaltes.


Los Frutos Rojos aportan un punto exótico a los platos y sus posibilidades van más allá de los postres. Puedes incluirlas en ensaladas, carnes, cremas, etc. Son muy buenas para la salud gracias a su alta concentración de nutrientes y se ha demostrado que reducen el riesgo de  infarto.

La familia de los frutos rojos es amplia puedes encontrar arándanos, frambuesas, grosellas, fresas, moras, fresones, cerezas, acerolas, endrinas, madroños, etc; y comparten  un mismo grupo de antioxidantes, las antocianinas, que les dan ese tono rojo intenso; cuanto más oscuro es el color mayor cantidad de esta sustancia aportan; y muchas más propiedades.

Son una buena elección para un tentempié, tanto a media mañana como para merendar ya que aportan pocas calorías pero una buena dosis de energía en forma de fructosa, vitaminas y minerales. Además no solo se recomiendan para dietas de adelgazamiento por su bajo contenido calórico, también ayudan a eliminar tóxicos ya que contienen una gran cantidad de fibra que favorece el tránsito intestinal.

Su contenido en antocianinas, combinado con la vitamina C y la provitamina A, los convierte en aliados para reducir los daños producidos por los radicales libres que aparecen a diario por la contaminación, el estrés, etc. También constituyen un gran factor de protección ante el cáncer. Su vitamina C también les confiere virtudes antianémicas al ayudar absorber el hierro que proviene de otros alimentos, sobre todo cuando es origen vegetal como en las legumbres.

Son buenos para el corazón por su alto contenido en potasio y bajo en sodio, tiene un efecto diurético que resulta recomendable para aquellas personas que tienen problemas cardiácos o hipertensión arterial. También ayudan a eliminar el ácido úrico.

Estos productos se deben comer cuando están maduros y debes guardarlos  para que el calor o la luz no los estropee.


Espero que os haya gustado el post.
¡Un Saludo!
Ana.