Mi Rutina Facial de Noche


Buenos días preciosas



Al final la semana pasada no pude dejaros por aquí mi Rutina Facial de Noche como os prometí, pero es que con los días de fiesta he publicado menos y preferí daros otro contenido. 


Pero ya está todo solucionado porque aquí estoy para contaros qué productos uso y cómo, todas las noches.



Esta es mi RUTINA FACIAL NOCTURNA







Lo primero avisaros que no voy a hablar de desmaquillado ya que eso lo haré en otra entrada, por lo que partimos de un rostro sin maquillaje, asi que tenerlo en cuenta.





Los días que no he maquillado mi piel (que son pocos, la verdad) me vale con el mismo limpiador que uso por las mañanas. Es el HERB DAY CLEANSING FOAM de THE FACE SHOP en su versión PEACH. Como ya os dije cuando os hablé de mi RUTINA FACIAL DE DÍA, lo uso junto con una esponja konjac. Hace bastante espuma y aunque limpia muy bien no resulta agresivo en mi piel mixta. Tampoco me la reseca aunque lo cierto es que para la noche prefiero limpiadores más hidratantes. 




El segundo paso es la tonificación y por las noches uso el TÓNICO ANTIMANCHAS DE ANA MANDARA ya que contiene ingredientes despigmentantes como el castaño de indias, el extracto de hiedra y el extracto de pasiflora. Tengo que deciros que no he notado una diferencia en cuanto a las manchas pero es un tónico potente con el que noto un leve cosquilleo en la piel al aplicarlo y la piel algo más luminosa y más viva. No me disgusta para nada aunque la pega que le saco es que lleva perfume.




Seguimos con el serum y es el BIOTOX de BIOMED. El mismo que uso por las mañanas y que tiene efecto antiarrugas y alisante. Me gusta muchísimo ya que es super ligero y el 98% de sus ingredientes son naturales. Además se nota su efecto a los pocos días de uso. Muy recomendado si tenéis ya líneas de expresión y/o arrugas.





Como cremas alterno dos. Cuando noto mi piel con más imperfecciones (los días antes de la regla sobre todo) utilizo la CREMA DE AJENJO DE MONASTERIO NERA. Es 100% natural y tiene una textura muy especial tipo bálsamo. Además de regular la grasa hidratando la piel en profundidad, ayuda a curar los granitos y a prevenir que salgan nuevos. Es sin duda una joyita que podéis encontrar en la web de CREMITASVERDES. Perfecta para pieles maduras con imperfecciones ya que tiene propiedades antienvejecimiento.




Y para el resto de días uso la crema YSTHÉAL DE AVÈNE que previene y corrige los síntomas del envejecimiento cutáneo causados principalmente por las radiaciones UV: arrugas, pérdida de elasticidad, luminosidad y tonicidad. Contiene agua termal de Avène, retinaldehído (un potente antiarrugas), pre-tocoferil (un precursor de la vitamina E y gran antioxidante) y OGG que potencia la eficacia del retinaldehído. La veréis en la próxima entrada de productos terminados porque le queda un culín.




La mía es la versión para pieles normales a mixtas por lo que dada la deshidratación que se gasta mi piel le añado una gotita del ACEITE de ROSA ECOLÓGICO DE KHADI, que contiene una mezcla de aceites que previenen las manchas solares y mejoran la piel, aclarando pigmentaciones y cicatrices y mejorando la apariencia de las arrugas. Es un aceite fantástico y lo tenéis en HERBAECO genial de precio.

Lo que hago es echar un poquito de la crema en la palma de la mano, después una gotita del aceite que trae dosificador cuenta gotas y mezclo  antes de pasar a aplicármelo en la cara. Un gustazo.




La zona del contorno de los ojos es la que más ha sufrido esa deshidratación de la que os hablo y por ello recurrí a un contorno ultra hidratante y reparador como lo es el CONTORNO DE OJOS BIO DE MATARRANIA. Tiene una textura ultra cremosa y por eso sólo os lo recomiendo para la noche, pero es increíble lo reparada y cuidada que deja la zona. Contiene aceite de oliva virgen extra, aceite de sésamo virgen, aceite de almendras dulces, cera virgen de abejas, flores de caléndula y aceite de rosa mosqueta. Un contorno de ojos espectacular. Trae además muchísima cantidad y se necesita tan poco que me va a durar siglos.




Por último aplico este ACEITE HIDRATANTE DE DEBORAH MILANO en los labios. Contiene aceite de argán y de jojoba, y un aplicador en roll on que me gusta mucho. Cuenta con SPF 10 pero a mi como más me gusta usarlo es por la noche aplicando una buena capa para levantarme al otro día con los labios totalmente hidratados. Deciros que no suelo tener los labios muy resecos ni agrietados, pero también diré que los suelo cuidar a conciencia. Creo que este aceite salió el año pasado como una edición limitada pero si aun lo encontráis en tienda no lo dudéis. De hecho lo saqué en favoritos este invierno.





Pues aquí tenéis ya toda mi rutina nocturna. En unos días os enseño que uso para desmaquillarme.





Y vosotras, ¿dedicáis unos minutos a vuestro ritual nocturno? ¿qué os ha parecido el mío?





Como siempre, agradeceros el pasaros por aquí, dejar vuestro comentario o pregunta y por supuesto y si aún no lo has hecho, te invito a seguirme para no perderte ninguna de mis entradas.