"Moroccan Biocosmetic": Aguas Florales


¡Hola a todas, chicas!

Hace unas semanas, os presenté una marca de cosmética bio marroquí, muy especial y auténtica, ¿recordáis?. Ésta se conoce con el nombre de "Moroccan Biocosmetic". Pero, para recordaros un poquito más sobre ella, os comento que es una empresa muy original y, totalmente, única, la cual, ha sido creada por Gema, en Cantabria, cuya sede se sitúa en Marrakech.

Su principal característica es que, se trata de una empresa que está especializada en la importación y distribución de productos (tanto a pequeñas tiendas como al por mayor), de biocosmetica marroquí, procedentes de la agricultura ecológica y de máxima calidad. Además, cabe destacar que cuentan con la certificación AB y Ecocert. Si visitáis su tienda online, podrás disfrutar de productos, tales como: aceites naturales, arcilla ghassoul, jabones naturales, aguas florales y, ¡mucho más!.


En esta ocasión, vengo a hablaros sobre sus "Aguas Florales", que como muchas sabréis (al igual que los jabones naturales y champús sólidos), soy una adicta a ellas, jejeje. Ambas, como podéis ver, se presentan en una botellas preciosas (que ¡tranquilas! que reutilizaré..., no puedo reciclarlas con lo bonitas que son, jejeje), de plástico semi-transparente, con el fín de que no traspase la luz, directamente, y pierdan sus propiedades. Cada una, de ellas, contiene 100 ml de cantidad, y vienen con un cómodo e higiénico dosificador, tipo spray.

Tras estar probandolas, durante estas últimas semanas, debo deciros que no sabría con cual quedarme de las dos, ¡os lo aseguro!. El "Agua de Rosas Damascena" es ideal para hidratar y suavizar la piel, sobre todo, los rostros sensibles, con acné y rojeces. Gracias a ella, calma de maravilla mi piel en los días que la noto y/o siento más sensible, además, aporta una sensación de frescor muy agradable. En cambio, el "Agua de Flor de Naranjo" también aporta una sensación de confort a mi carita, además, de hidratarla y, gracias a sus propiedades antisépticas, es perfecta para pieles grasas.


Lo primero que hice, antes de empezar a probarlas, es olerlas, jejeje. Es una costumbre que tengo, ¡no lo puedo evitar!, y debo deciros que ¡me encantan!. He usado hidrolatos de rosas que no me han convencido su aroma, en cambio, no me han ido nada mal..., pero ésta tiene una fragancia ¡increíble!. Es muy agradable y nada empalagosa. Con el agua de naranjo, no tenía muy buenas expectativas..., pensé que iba a ser algo desagradable, ya que, probé, no hace mucho..., una de otra marca y no me gustó nada de nada, pero la que tiene ésta, es que hasta como colonia y/o perfume ¡me gusta un montón!, jejeje. Es un olorcito cítrico pero, a la vez, muy muy fresco. 


Sinceramente, ambas me han enamorado totalmente, y, como os he comentado antes, no sabría con cual quedarme de las dos, porque cada una, aún parecer que son muy similares, a simple vista, luego, dependiendo de como notes el rostro cada día, viene mejor aplicar una u otra. Pero, si que os confirmo que sus olores son bastantes perceptibles, y puede que, al principio, te cueste acostumbrarte a ellos, sobre todo, si eres de las que prefieren mejor, que no tenga aroma tus productos, jejeje.

Yo, desde luego, estoy encantadísima con las dos, y depende que como me levante por las mañanas y, también, como sienta mi piel ese día, aplico una u otra. Aunque, os aclaro que, puede que me haya gustado un poquito más el "Agua Floral de Naranjo" (y no porque me tire un buen rato oliéndolo, ¿eh?, jejeje), pero el "Agua de Rosas", para este tiempo (de frío) me está yendo también de maravilla. Es así que, en resumen, ambas son geniales y cumplen perfectamente con su función. Por ello es, por lo que os animo a que las probéis..., yo no tengo dudas de que repetiré con ellas nuevamente, y no porque adore este tipo de productos, jejeje.

¡Espero vuestros comentarios y opiniones!