Outfit & Dieta Creativa: Gazpacho de fresas & vestidos mexicanos

Mayo, flores, calor y... ¡vestidos mexicanos! Todo un clásico en mi blog del que no pensaba hablar más, vistas las varias reseñas y crónicas que ya inspiró en años anteriores, pero la sorpresa es una liebre imprevista, y un regalo inesperado ha vuelto a poner de rabiosa  actualida en mi vida estos trajes tan primaverales.


"Eres la primavera", me dijo el mono Gretel cuando publiqué en IG esta imagen. Y es que hay vestidos mexicanos... y vestidos mexicanos: creo que nunca tuve uno con bordados tan bonitos como este. Aunque ya sabéis que el género es mi debilidad... Me fascina lo frescos y elegantes que son al estar elaborados en algodón, tener bordados artesanales a poco que sean de México de verdad, y... ¡cubrir mi anatomía como a mí me gusta!
Este es una preciosidad en sí y por su pequeña historia: me lo acaba de regalar una compañera del trabajo, así, por San Queremos que es el mejor motivo del mundo.

Y he decidido aprovechar este regalo sorpresa para ofreceros una receta que viene muy bien en este tiempo, en el que se aceleran las ganas de purés y cremas frías, el afán investigador al poder. Hoy vengo con un invento refrescante y acalórico que, en cuanto lo probé, me dio la vida.
¡¡¡El gazpacho de fresas by Adaldrida!!!


Fruto de un despiste porque dejé morir casi medio cajoncito de fresones de Huelva. Y es que yo en cuanto veo las primeras cerezas o melocotones me olvido de esta fruta que me gusta, sí, "ma non troppo". Siempre había escuchado que la mejor manera de aprovechar unas fresas pochas era hacer batido pero me dije, ¿por qué no un red smoothie? Y ya que estamos, ¿por qué no un gazpacho, que es más cañí y tiene más enjundia por lo que sacia más?
Y dicho y hecho, compré unos tomates raf premium como para llorar de dicha en supermercados BM, desde que están en Logroño no me surto en ninguna otra gran superficie. Calidad nivel "la frutería de mi barrio de toda la vida".

INGREDIENTES;

- 250 gramos de fresones de Huelva
- 2 tomates raf premian
- 1 trocito de cebolla muy picada
- 1 chorretón de aceite de oliva virgen extra y del bueno
- 1 pizco de sal
- 1 pizco de especias: yo uso Festa lime de Mrs Dash

Y no, no pongo ajo ni pepino aunque sean tradicionales en un gazpacho porque me sientan muy mal. La cebolla la pico mucho porque la gracia de esta crema, al contrario que lo que ocurría con el guacamole, es que sea muy fina. Ponemos todos los ingredientes en el vaso del minipimer, y las fresas y tomates como tienen gran  cantidad de agua en seguida se deshacen, es un gozo ver surgir la crema lisa y brillante, con grumitos apetecibles, un color rojo alegre y primaveral y un sabor a vitaminas que te hace feliz.